Vsetsaritsa: María, la reina de todos y de los pacientes con cáncer.


Vsetsaritsa

La fiesta de María «Vsetsaritsa» se celebra a finales de agosto. Ocurren curaciones milagrosas de pacientes con cáncer y personas infectadas con VIH.

Moscú (AsiaNews) – A finales de agosto se celebra en Rusia la fiesta del milagroso icono de María «Reina de todos» (Vsetsaritsa), «la que alivia las heridas del cuerpo«. En realidad, las oraciones a esta imagen mariana son incesantes durante todo el año, y el ícono con este tema se encuentra en el rincón de «oración» en todos los hospitales rusos, especialmente en las salas de oncología.

La imagen milagrosa fue pintada en el gran monasterio de Vatopedi en el Monte Athos en el siglo XVII, pero la devoción hacia ella solo se extendió en Rusia recientemente, a partir de mediados de los años noventa del siglo pasado. Se le atribuye la gracia especial de la curación milagrosa de pacientes con cáncer, aquellos que sufren de cáncer y radiación, pero también para personas infectadas con SIDA.

La fe en Cristo, médico y sanador del alma y el cuerpo, es uno de los contenidos más llamativos de todo el Evangelio, y esta fe se refleja ampliamente en los íconos sagrados, especialmente los marianos. Los íconos más antiguos y venerados de la Madre de Dios se atribuyen tradicionalmente directamente a San Lucas, el «médico» y evangelista.

Vsetsaritsa

La imagen de la Vsetsaritsa  a la que se dedica una oración para que los médicos «se conviertan en un instrumento del Todopoderoso Doctor, Cristo nuestro Salvador».

 

En la actual Rusia, se está extendiendo la devoción a la Vsetsaritsa gracias a un santo confesor de los tiempos de las persecuciones soviéticas que eligió el nombre de Luka en honor del evangelista y fue el obispo Luka (Vojno-Jasenetskij). Antes de tomar los votos, fue médico forense y cirujano, hasta el punto de escribir un manual «Ensayo de cirugía infecciosa», y luego lo asoció con el tratado espiritual «Espíritu, alma y cuerpo» que lo hizo famoso como el «médico sagrado» del trágico siglo XX ruso.

El obispo Luka recorrió Rusia europea y asiática, a menudo transfiriéndose de un campamento a otro, extendiendo su medicina «física y espiritual» por todas partes. Se le atribuye la sugerencia de orar al ícono de la  Vsetsaritsa «Reina de todos«, usando la fórmula «Bendice la mente y las manos de aquellos que nos cuidan, para que se conviertan en el instrumento del Todopoderoso Doctor, Cristo nuestro Salvador» .

Hay muchos registros recientes de personas que han sido curadas de cáncer. En Rusia se le atribuyen una gran cantidad de milagros a esta imagen.

En el tema representado por el icono, la pose solemne de Maria Reina se suaviza con un afectuoso gesto de intercesión, con la mano extendida para pedirle la salvación al Hijo. El creyente que contempla el ícono se sume en este círculo de amor, en el que la Madre y el Hijo dirigen su mirada hacia quienes lo contemplan, de acuerdo con la típica «perspectiva inversa» de los íconos.

La oración continúa con las palabras de esperanza: «Donde desaparece toda esperanza, serás una Esperanza inquebrantable; para aquellos que están oprimidos por un sufrimiento insoportable, serás el alivio que da fuerzas para soportar. Donde la oscuridad de la desesperación se cuela en el alma, ¡harás brillar la inefable luz de Dios! «.

El obispo-doctor Luka apoyó la importancia de la condición psíquica del paciente durante el curso de la enfermedad y la curación. Sin una fe profunda, la persona se abandona a la depresión; La «psicoterapia» es necesaria, en la cual el médico está llamado a ofrecer asistencia espiritual a los enfermos. Tal vez dirigiendo su mirada a la «Reina de todos«, que está presente hoy en todos los lugares de sufrimiento en Rusia.

 

Recuerde: Este es primer Sábado de mes:Devoción de los 5 primeros Sábados de mes
+