Sobre los recientes fuegos en California y la industria pornográfica

La mayoría de las películas pornográficas son hechas en casas rentadas. En ellas se filma casi el 60% de la producción total. Hollywood hills, Beverly Hills, Malibu son las locaciones de mayor demanda en esta industria donde este tipo de viviendas están ampliamente disponibles.

Sin embrago, el valle de San Fernando es el lugar más importante e influyente, siendo hogar de compañías como Wicked Pictures (Películas Perversas),  Vivid Entertainment (Entretenimiento vívido), y Evil Angel Productions (Producciones Angel Malvado). Debido a su proximidad a Hollywood, es foco de atracción para una gran cantidad de actores, directores y personal de piso, muy a pesar de las nuevas legislaciones y el auge de los sitios pornográficos gratuitos. Estos últimos han tenido devastadores efectos sobre esta ya alicaída industria en el valle.

California es su capital indiscutida, donde casi el 70% de pornografía legal es producida, siendo el pueblo de Paradise (Paraíso) uno de los más importantes de la industria. A muchos lectores les resultara interesante saber, que el pueblo fue completamente arrasado durante los últimos incendios forestales que azotaron aquel estado.

Aparte de destruir la noción del verdadero amor, la pornografía es un volcán de los instintos y afectos humanos, que explotan por el camino de la transgresión contra Dios y del atropello de la dignidad de la persona humana.

Es que la pornografía es una de las formas más perversas de destruir la capacidad para amar a una mujer en todas sus dimensiones. Demasiados jóvenes, por desgracia, están metidos en este vicio. Hay quienes dicen «la pornografía a mí no me afecta», y en realidad si hay quien dice que la pornografía no le afecta, ese es uno de sus efectos, ya le ha afectado.

La pornografía es la enfermedad venérea de la mente, una enfermedad que destruye el alma, que la imposibilita para amar.

Cuando la sexualidad sirve al amor y a la vida, está sirviendo y glorificando al autor de la Vida. Cuando la sexualidad no sirve a la vida, sirve a la muerte (aborto, abandono de niños, abusos sexuales de niños, enfermedades venéreas).

Fuentes

https://traditioninaction.org/Questions/B999_M096_Porn.html
Traducido y adaptado por Proyecto Emaús

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *