Sobre el sacerdote brasileño que da cocaína a un joven durante un programa de televisión


Esta nota pone en evidencia el sesgo con el que ciertas noticias son tratadas, manipuladas y tergiversadas a fin de perjudicar a la Iglesia Católica.

Hace tan sólo unos días, en un conocido portal de noticias ruso en castellano, se publicó la siguiente noticia en la página principal de su sitio web:

«Un cura brasileño da cocaína a un joven durante un programa de televisión»

La noticia va acompañada de una imagen que es propiedad de Carlos Vera (Reuters), quien dicho sea de paso, no tiene nada que ver en este embrollo. Ni él, ni el ex-sacerdote (Fernando Karadima) que aparece en ella. El hecho es que la imagen presenta a un sacerdote católico rezando el Santo Rosario.
La fotografiara original es esta:

El ex-sacerdote católico Fernando Karadima rezando el Santo Rosario. Crédito de la imagen: Carlos Vera (Reuters)

La fotografía que acompaña la noticia («imagen ilustrativa» según la redacción) es esta otra (abajo) que ha sido obviamente editada para remover la sección que nos permite reconocer el rostro del ex-sacerdote chileno Fernando Karadima. Pero eso no es lo importante, lo que han querido resaltar con tal edición, es que se trata de un sacerdote católico (por el alzacuellos) que reza el Rosario.  Eso está claro.

Esta es la imagen editada:

Crédito de la imagen: Carlos Vera (Reuters)

Luego, de inmediato, el subtitular que sirve de introducción y/o resumen:

«El sacerdote hizo inhalar la droga a una persona para demostrar sus peculiares tratamientos contra las adicciones y ha provocado una gran indignación en las redes.»

A estas alturas, el portal ruso ya nos ha «vendido» en 3 oportunidades (título, subtitulo e imagen) que realmente se trata de un sacerdote católico.

Ahora preste atención  a lo que el cuerpo de texto nos presenta:

«El cura Adriano Moraes, de la Iglesia Universal del Reino de Dios surgida en Río de Janeiro, causó controversia en Brasil por dar cocaína a un feligrés dentro de un «ritual de sanación».

¿Se dio cuenta? La noticia trata en realidad de un pastor evangélico que ni viste como cura, ni se hace llamar sacerdote ni se ve como uno, ni mucho menos reza el Santo Rosario.

Una captura de pantalla del vídeo (antes de que fuese removido) motivo de la noticia.

Los medios protestantes informaron sobre este hecho tal cual sucedió, mencionando a un pastor evangélico.

Y esto sucedió en un medio que se vende asimismo como «acérrimo» enemigo de los Fake News…