Si el Diablo creó el rock…



El Reggaeton, así como otros «géneros musicales» similares, son parte de la contracultura (movimiento social y cultural que se caracteriza por su abierta oposición a los valores inculcados en su vasta mayoría por el Cristianismo) que encuentra sostén en el feísmo (valoración y aprecio por aquello de poco o nulo valor estético). Este «género» que no sólo se distingue por lo peculiar de sus ritmos y bailes, sino también en la decadencia moral que promueve entre sus adeptos.