¿Se puede llamar “Padre” a un Sacerdote?

Un ataque muy frecuente por personas que no aman a la Iglesia, es que nosotros los Católicos desechamos la Palabra del Señor cuando llamamos Padre a un sacerdote, esto, lo hacen basados en Mateo 23,  5-12, donde Jesús prohíbe llamar Padre a nadie.

Esto sucede sólo cuando se lee fuera de contexto este capítulo, pero para poder comprender la palabra de Jesús es necesario leer la totalidad del Capítulo. Notaremos que el capitulo 23, tiene como tema central la soberbia y la ostentación espiritual del hombre, mismo que se vanagloria de sus títulos y con ellos hace seguidores, no de Dios. Por lo tanto, Jesús en este capitulo condena la SOBERBIA de los fariseos, que gustaban de ostentar títulos y cargos como signos de grandeza, es por eso el SEÑOR utiliza estas duras palabras.

Advirtamos que si nos vamos a guiar por este evangelio, no pudiésemos llamar maestros a nuestros profesores, ni doctor a nuestros abogados y médicos, cosa que realmente no hacemos, ni entendemos, ni cumplimos, por que los Protestantes obvian el resto de este capitulo y hacen énfasis en la palabra Padre? Pura hipocresía, pura agenda anti-católica. Jesús no condena la palabra “Padre” aplicada a otro, condena los que hacen que el hombre deje de tener como centro y engendrador a Dios para poner a un hombre que tome su lugar.

Veamos que dice el Texto de Mateo 23:5-12:

Todas sus obras las hacen para ser vistos de los hombres. Ensanchan sus filacterias y alargan los flecos; gustan de los primeros asientos en los banquetes y de las primeras sillas en las sinagogas, y de los saludos en las plazas, y de ser llamados por los hombres rabbi. Pero vosotros no os hagáis llamar rabbi, porque uno solo es vuestro Maestro, y todos vosotros sois hermanos. Ni llaméis padre a nadie sobre la tierra, porque uno solo es vuestro Padre, el que está en los cielos. No os hagáis llamar doctores, porque uno solo es vuestro Doctor, el Mesías. El más grande de vosotros sea vuestro servidor. El que ensalzare será humillado, y el que se humillare será ensalzad.

Como ven, Jesús comienza el texto hablando de un grupo determinado que ostenta su piedad como galardón, de este grupo dice “No le llamen maestro”, esa es la primera advertencia. Pero quienes son enemigos de la Iglesia, siempre ignoran todas estas advertencias y siguen llamando “Maestro” a los profesores, inclusive en las escuelas protestantes.

El uso de la palabra “padre” aplicado a nuestros padres biológicos, lo podemos observar en los mismos preceptos bíblicos que nos ordenan honrarlos: Honra a tu padre y a tu madre (Lc 18,20);

Hijos, obedeced a vuestros padres en el Señor; porque esto es justo.

Veamos en estos pasajes de Lucas 15, 11-13 del 11 en adelante el Señor pone en boca del hijo pródigo, la palabra padre dirigidas a su progenitor, el Señor nunca se contradice, no puede condenar una práctica y luego utilizarla pues no es un Dios arbitrario.

Y añadió: Un hombre tenia dos hijos, y dijo: el más joven de ellos al padre: Padre, dame la parte de hacienda que me corresponde. Les dividió la hacienda, y pasados pocos días, el más joven, reuniéndolo todo, partió a una tierra lejana, y allí disipó toda su hacienda viviendo disolutamente.

Lucas 15, 11-13

En Marcos 10, 19-20 vuelve Jesús a llamar “padre” a los progenitores cuando dice “honra a tu padre….”

No sino solo Dios. Ya sabes los preceptos: No adulterarás, no matarás, no robarás, no levantaras falso testimonio, honra a tu padre y a tu madre.

Marcos 10, 19-20

Muchas de estas personas podrán decir que el Señor no tiene reparo en que se emplee la palabra “padre” con nuestros padres carnales, que  la prohibición solo aplica para con los miembros del Clero, pero en este pasaje de Romanos, vemos que San Pablo llama “padre” a Abraham en el sentido espiritual de quien engendra un pueblo en la Fe o en la Historia:

La justificación de Abraham. Qué diremos, pues, haber obtenido Abraham, nuestro padre según la carne?

Romanos 4-1

También en Lucas 16, 24 en adelante, Jesús pone en boca del rico Epulón el titulo de “padre” para Abraham, el cual no era padre natural sino padre en la fe.

Y, gritando, dijo: Padre Abraham, ten piedad de mi y en vía a Lázaro para que, con la punta del dedo mojada en agua, refresque mi lengua, porque estoy atormentado en estas llamas.

Lucas 16, 24

También es aplicado en la Biblia para quien tiene cuidado material sobre los demás, aunque no tenga ninguna relación de sangre con ellos, como cuando José dice de sí mismo que Dios lo ha constituido “padre” para el Faraón y señor de toda su casa en Genesis 45,8:

Ha sido Dios, y no ustedes, el que me envió aquí y me constituyó padre del Faraón, señor de todo su palacio y gobernador de Egipto. Vuelvan cuanto antes a la casa de mi padre y díganle: ‘Así habla tu hijo José: Dios me ha constituido señor de todo Egipto. Ven ahora mismo a reunirte conmigo.

Por si fuera poco, San Pablo se llama a si mismo “padre” en I Corintios 4, 14:

No escribo esto para confundiros, sino para amonestaros, como a hijos míos carísimos. Porque aunque tengáis diez mil pedagogos en CRISTO, pero no muchos padres, que quien os engendró en CRISTO por el Evangelio fui yo.

No nos dejemos confundir por la Apostasía, ellos llaman “pastores” a sus lideres siendo que Jesús se auto tituló “pastor”, ¿no podríamos decir entonces que es arrogancia por parte ellos el apropiarce de este titulo de Jesús??  Si podríamos, pero no lo haremos pues nuestra misión no es contender distorsionando la Biblia, sino predicar la Palabra para edificación.

El titulo oficial de los Ministros de la Iglesia es “Presbítero”, pero con justicia podemos llamar “padre”  a nuestros sacerdotes, ya que su función es la de engendrar hijos para Dios, por medio de la ministración del Bautismo que nos hace hijos de Dios.

Fuente

https://apologeticasiloe.net/Apologetica/Llamar%20Padre.htm

2 Comments on “¿Se puede llamar “Padre” a un Sacerdote?”

  1. Mi explicacion a quien me cuestiona sobre llamar padre al sacerdote es que no llamamos padre a su persona sino al Espiritu Santo que esta en él por el cual fue ordenado sacerdote .

    1. El titulo oficial de los Ministros de la Iglesia es “Presbítero”, pero con justicia podemos llamar “padre” (con “p” minúscula) a nuestros sacerdotes, ya que su función es la de engendrar hijos para Dios, por medio de la ministración del Bautismo que nos hace hijos de Dios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *