Se menciona a Lucifer en la letanía del Rosario?

Pregunta: ¿Por qué llamamos en el Rosario “estrella de la mañana” a María, si según dicen algunos, Lucifer significa estrella de la mañana?

Respuesta: En la letanía del rosario no viene ninguna mención a lucifer. Y la oración letánica: “Estrella de la mañana”, no se refiere a Lucifer, sino a la Virgen María. Se le dice “Estrella de la mañana”, porque la Virgen es como el Lucero de la Aurora, que antecede al Sol, es decir, Cristo, el verdadero Sol que nace de lo alto. Él es la luz verdadera que ilumina a todo hombre que viene a este mundo. Decía San Cipriano que Jesucristo es “el verdadero Sol” y San Agustín decía: “Él es el nuevo Sol”.

Lucifer en la Tradición Cristiana

Lucifer es una denominación que no se haya en la Biblia. Solo se le menciona en la Biblia como lucero hijo de la mañana en Isaías 14,12: “¡Cómo caíste del cielo, lucero del amanecer!”. Y en Ezequiel 28,17:

“Tu belleza te llenó de orgullo; tu esplendor echó a perder tu sabiduría”.

De ahí que le nombren en latín luxbella, refiriéndose a luz bella o hermosa; de ahí que se descomponga el nombre al español como luzbel. Este nombre de Lucifer se le aplicó a Satanás cuando algunos Santos Padres se dieron cuenta de que las palabras del profeta Isaías sobre el gran príncipe babilónico convenían perfectamente al Diablo, la estrella de la mañana que cae desde los cielos por su orgullo.

La tradición oral cristiana refiere que Lucifer era un ángel muy hermoso que por soberbia se rebeló contra Dios, queriendo ser como Él, por lo que fue confinado al ámbito terrestre. Antes de la rebelión, Lucifer estaba por encima de todas las categorías de los ángeles ya que era el más hermoso de todos estos. Luego de su rebeldía, en la que arrastró a un tercio de los ángeles del cielo, ya no sería “portador de la luz”, que es uno de los significados de la palabra Lucifer, sino que sería llamado, Satanás, es decir “adversario o acusador. Lucifer ya no sería la estrella que anuncia el amanecer, o la llegada del Sol, sino que ahora sería ESTRELLA PRIMERA QUE ANUNCIA LA NOCHE, la oscuridad, las tinieblas.

Lucifer (del latín lux [‘luz’] y fero [‘llevar’]: portador de luz) es, en la mitología romana, el equivalente griego de Fósforo o Eósforo (Έωσφόρος) ‘el portador de la Aurora’ que proviene de la antigua dama oscura Luciferina.

Fuentes

Publicado en el Blog del padre Modesto Lule

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *