Santa Catalina de Siena y las pruebas que Dios permite

Todo aquello que Dios permite: Tentación, pruebas, daño, abuso o cualquier forma de problema, lo permite por nuestro propio bien, ya sea para limpiar nuestros pecados o para hacernos crecer en perfección y gracia.