28 de Abril: San Pedro María Chanel, Mártir


San Pedro María Chanel

San Pedro María Chanel, es el primer mártir de Oceanía y el primer mártir de la Congregación de los Padres Maristas. Vivió una de las épocas más turbulentas, discutidas, estudiadas, cambiantes e influyentes de la Historia de Humanidad: la Revolución Francesa. Apenas habían transcurrido dos años, desde que la Santa Sede (Pío Vll) y Francia (Napoleón) habían firmado el Concordato, cuando nació, en 1803, nuestro futuro santo, en La Potière, en una aldea francesa, en Cuet, de la diócesis de Belley. Fue el quinto hijo de unos pobres agricultores, que tuvieron otros tres hijos más.


Día celebración: 28 de abril.
Lugar de origen: Cuet, Montrevel-en-Bresse (Francia).
Fecha de nacimiento: 11 de julio de 1803.
Fecha de su muerte: 28 de abril de 1841.
Santo Patrono de:  Oceanía.


Contenido

– Breve Biografía (Butler)
– Breve Biografía (Edelvives)
– Oración a San Pedro María Chanel


Breve Biografía (Butler)

San Pedro María Chanel, primer mártir de Oceanía y el primero de la Compañía de María, nació en 1803, en la diócesis de Belley. Desde los siete años cuidó el ganado en los campos de su padre. Ahí le conoció el P. Trompier, párroco de Cras, el cual, impresionado por la inteligencia y piedad del niño, consiguió que sus padres le permitiesen educarle en la escuelita de latín que había fundado. “Era la flor de mis discípulos”, solía decir mas tarde el buen párroco. En efecto, tanto en Cras como en el seminario, San Pedro María Chanel, se gano el afecto y la estima de sus maestros y condiscípulos.

Un obispo que le conocía muy bien, dijo: “Tenia un corazón de oro, una fe de niño y una vida de ángel.” Un año después de su ordenación, fue destinado a la parroquia de Crozet, que se hallaba situada en un distrito de muy mala reputación. En los tres años que estuvo ahí, San Pedro María Chanel, reavivé la practica religiosa; su caridad para con los enfermos le abría las puertas que, de otro modo, hubiesen permanecido cerradas.

Pero el santo se sentía llamado desde tiempo atrás, a las misiones extranjeras. Así pues, en 1831 ingresó en la Compañía de María, una congregación que tenia por finalidad atender al trabajo misionero en Francia y en el extranjero.

Sin embargo, las aspiraciones del santo se vieron frustradas algún tiempo, ya que tuvo que enseñar cinco años en el seminario de Belley. En 1836, el Papa Gregorio XVI concedió la aprobación canónica a la nueva congregación. San Pedro María Chanel, partió, con un reducido grupo de misioneros, a predicar el Evangelio en las islas del Pacifico. El y otro compañero se establecieron en Futuna, una de las islas de las Nuevas Hébridas.

La población los acogió bien y, muy pronto, los misioneros se ganaron la confianza de los indígenas, asistiendo a los enfermos. Pero cuando consiguieron aprender la lengua y empezaron a predicar, el jefe del pueblo empezó a mostrarse menos benévolo; su mala voluntad se convirtió en odio cuando su propio hijo le anuncié que quería bautizarse.

El 28 de abril de 1841, mandé a un pelotón de guerreros a atacar la misión; uno de ellos descargó su mazo sobre la cabeza del P. Chanel, en tanto que los otros le destrozaron con sus sables. La muerte del santo misionero no hizo mas que completar su obra, pues, a los pocos meses, toda la isla era ya cristiana. Pedro Maria Chanel fue canonizado en 1954. Su fiesta se celebra en Australia y Nueva Zelandia y en las instituciones de la Compañía de María.

Breve Biografía (Edelvives)

San Pedro María Chanel, nació en 1803 en un pueblecito de la diócesis de Lyón. Su cristiana madre le inculcó tierna devoción a Jesús y María, y su corazón fue campo abonado donde creció, fecunda y lozana, la buena semilla de la fe y del santo temor de Dios. Toda su vida fue Pedro devoto entusiasta de la Santísima Virgen, a la, que profesaba un amor tan grande que casi rayaba en el delirio.

Desde el seminario se destacó como modelo de sus compañeros. Una vez ordenado de sacerdote desplegó las alas de su celo con la creación de escuelas para niños y niñas pobres sostenidas con su peculio. Los pobres y enfermos encontraban en él á un padre cariñoso. Ingresó en la naciente Sociedad de María, en la que ejerció sucesivamente los cargos de profesor y director espiritual del seminario de Belley, siendo en todo momento un dechado de virtudes sacerdotales. En 1836 fue destinado a las misiones de Oceanía.

Animado de ardiente celo por la difusión del reino de Cristo y la salvación de las almas, lo sacrificó todo p ara entregarse de lleno a su misión, cuyo campo fue la isla Futuna (Nuevas Hébridas), habitada por antropófagos. Tuvo por compañero a un Hermano Marista. El 28 de abril de 1841 cayó víctima de un fuerte hachazo que recibió en la cabeza, con lo cual conquistó la palma del martirio.

Oración a San Pedro María Chanel

Señor, tú que has concedido la palma del martirio a san Pedro Chanel cuando trabajaba por extender tu Iglesia, concédenos a nosotros que, en medio de las alegrías pascuales, celebremos de tal modo el misterio de Cristo muerto y resucitado, que seamos verdaderamente testigos de una vida nueva. Por nuestro Señor Jesucristo. Amén.

 

San Pedro María Chanel | Fuentes
El Santo de cada día por EDELVIVES. / La vida de los Santos por Butler.