¿Pueden los católicos usar o usar piedras y cuarzos para la curación?

Las medicinas alternativas se han vuelto extremadamente populares en los últimos años, y el uso de cuarzos y diferentes tipos de piedras para la curación es una de esas tendencias, además, bastante vinculadas con la Nueva Era. Muchas «celebridades»,  afirman que el empleo de cristales de forma regular «es beneficioso». Esto ha llevado a muchos spas y centros privados de salud a promover su uso, alegando que los cristales pueden ayudar a curar dolencias físicas o aliviar la ansiedad.

En primer lugar,  la comunidad médica y científica, no se ha pronunciado de manera positiva con respecto a las supuestas propiedades curativas vinculadas con piedras y cuarzos ni mucho menos a las practicas donde esas se emplea.

Según Live Science, “Científicamente hablando, no hay evidencia de que cristales pueda ser empleados para curar enfermedades, porque nunca se descubrió que las enfermedades sean el resultado de un llamado flujo de energía en el cuerpo. Además, ningún estudio científico ha demostrado que los cristales y las gemas se puedan diferenciar por composición química o color para tratar una dolencia en particular «.

Los cristales no contienen ningún efecto químico rastreable que pueda producir resultados curativos o reductores de la ansiedad. En todo caso, puede proporcionar un «efecto placebo» temporal, que varía según el individuo. La mayoría de los médicos y profesionales médicos desaconsejan el uso de cristales para el tratamiento de enfermedades.

El lado oscuro de los cristales

Una de las principales razones por las que los cristales se usan para la curación es debido a una  supuesta «conexión espiritual» entre los cristales y un supuesto «campo de energía» que rodea a una persona humana. Esta creencia generalmente se remonta a las tradiciones místicas en el budismo o el hinduismo. Se dice que estos cristales pueden ayudar a corregir un «desequilibrio» que existe en el campo de energía de una persona.

El problema con este concepto es que los cristales se usan para invocar «poderes espirituales» que no tienen nada que ver, ni con el catolicismo, ni mucho menos con Dios. Incluso si alguien afirma que el campo de energía es realmente el «Espíritu Santo», y usa la oración cristiana al aplicar cristales, el sistema de creencias detrás de los cristales es de naturaleza no cristiana.

¿Pueden los católicos usar o usar piedras y cuarzos con fines curativos?

El Vaticano produjo un documento en los últimos años llamado Jesucristo: el portador del agua de la vida, que denuncia tales prácticas como el uso de cristales y su vinculación con la Nueva Era. El Catecismo de la Iglesia Católica advierte de manera similar contra tales prácticas, ya que aprovechan un reino espiritual que puede tener efectos nocivos.

Todas las prácticas de magia o hechicería, por las cuales uno intenta domar los poderes ocultos, para ponerlos a su servicio y obtener un poder sobrenatural sobre los demás, incluso si esto fuera para restaurar su salud, son gravemente contrarios a nuestra fe.

Usar amuletos también es reprensible. El espiritismo a menudo implica adivinación o prácticas mágicas; La Iglesia, por su parte, advierte a los fieles contra ella. El recurso a las llamadas curas tradicionales no justifica ni la invocación de poderes malignos ni la explotación de la credulidad ajena. (CIC 2117).

A menudo, cuando un cristal en particular no funciona, el profesional de la salud alternativa puede sugerir otras prácticas espirituales que aprovechan las antiguas «energías espirituales». Esto conduce muy rápidamente por un camino aún más oscuro donde una persona podría abrirse, incluso  a influencias demoníacas.

Esto no quiere decir que todas las medicinas alternativas sean malas, pero las que invocan poderes espirituales que no son de Dios, son por lo menos, altamente sospechosas. Además, si no hay datos científicos que respalden las afirmaciones de curación física, entonces debe haber algún otro poder espiritual en el trabajo que pueda dañar negativamente nuestra alma.

Fuentes

https://aleteia.org/2019/09/10/can-catholics-use-or-wear-crystals-for-healing/
Traducido y adaptado por Proyecto Emaús