Promesas y Profecías de Nuestra Señora en Fátima – Parte I

Nuestra Señora Esperó

La hermana Lucía escribe:

El Domingo 19 de Agosto, mientras pastaba a las ovejas en compañía de Francisco, vi aquel destello de luz, el que nosotros solíamos confundir con un relámpago. A los pocos segundos de llegar Jacinta, se presentó Nuestra Señora sobre la encina.

-“¿Qué es lo que quiere de mí?”

-“Quiero que continúes yendo a Cova de Iria el día 13 y que continúes rezando el Rosario todos los días. El último mes haré un milagro para que todos puedan creer.”

-¿Qué quiere que se haga con el dinero que las personas dejan en Cova de Iria?

-“Hagan dos andas, una para ser llevada por Jacinta, tu y otras dos muchachas vestidas de blanco. La otra, será llevada por Francisco con otros tres muchachos.
El dinero que sobre de hacer estas andas, es para la fiesta de Nuestra Señora del Rosario y lo que sea que quede, se usará en la construcción de una capilla que tu verás que sea erguida.”

-“Yo le quería pedir que cure a algunas personas enfermas”.

-”Sí. Curaré a algunas cuantas durante el año”.

De pronto el semblante de nuestra Señora se tornó triste.

-”Recen. Recen mucho y hagan sacrificios por los pecadores. Muchas almas van al infierno por que no hay nadie que haga sacrificios y rece por ellas”.

Y como ya era usual, comenzó a elevarse en dirección al este.

Un adelanto del Milagro

Escribe Lucia:

Finalmente llegamos a Cova de Iria y nos dispusimos a rezar el Rosario con las personas allí presentes. Poco después, vimos el destello de luz y posteriormente, a Nuestra Señora sobre la encina.

-“Continúen rezando el Rosario para obtener el fin de la guerra. En Octubre, Nuestro Señor también vendrá, así como Nuestra Señora de los Dolores, del Monte Carmelo y San José, con el Niño Jesús para bendecir al mundo. Dios está contento con sus sacrificios pero no quiere que duerman con la soga, (los niños a modo de penitencia, se habían amarrado bajo la ropa y alrededor de la cintura, un tosca soga) úsenla durante el día”.

-”Las personas me han dicho que le pida muchas cosas, la curación de algunos enfermos y un sordo-mudo.”

-”Sí. Curaré a algunos. En Octubre haré un milagro para que todos crean.”

Y comenzando a elevarse, se desvaneció hacia el este.

 

Este artículo continúa aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *