Los peldaños de mármol de la Escalera Santa son expuestos al público después de 300 años (Vídeo)

 Escalera Santa
Los paneles protectores colocados sobre los peldaños de mármol se la Escalera Santa, visiblemente desgastados por el paso del público. Crédito: Captura de youtube.

Por primera vez en 300 años, los gruesos paneles de madera instalados sobre los escalones de mármol de la Escalera Santa serán removidos

Los paneles fueron instalados en 1723 para protegerlos del deterioro (erosión) que sufrían debido a las pisadas de los innumerables peregrinos.

Durante al menos 40 días, las personas podrán tocar y hacer uso de los escalones por los que según la tradición, subió Jesús cuando Poncio Pilato lo llevó frente la multitud y lo entregó para que lo crucificaran.

Esto ocurrirá el 11 de abril, la semana previa a la Semana Santa, durante una ceremonia que tendrá lugar ese mismo día. Los peldaños de mármol quedaran expuestos al público sólo de manera temporal, para luego ser cubiertos con los paneles protectores de madera nuevamente.

La decisión se tomó durante una de las fases finales de la restauración del santuario: un proyecto de 20 años de duración supervisado por los Museos Vaticanos y financiado con la ayuda de donantes privados, fundaciones y los Patronos de las Artes en los Museos Vaticanos.

Paolo Violini, el restaurador de frescos de los Museos Vaticanos, y su equipo estaban tan asombrados y conmovidos cuando vieron el grado en que se habían desgastado los escalones de piedra, sintió que este testimonio oculto de fe tenía que ser visto y experimentado, incluso Solo temporalmente – por los fieles de hoy.

«Es una ocasión extraordinaria para pisar los mismos pasos de Jesús y ser testigo de la fe de todas las demás personas que vinieron antes que nosotros», dijo el 15 de marzo el rector del santuario, el Pasionista Padre Francesco Guerra.

La tradición sostiene que Santa Elena, madre del emperador Constantino, trajo las escaleras a Roma desde Jerusalén en 326 dC.

El santuario, cuyas paredes y techos están cubiertos con pinturas decorativas recién restauradas y frescos que representan la pasión de Cristo y los eventos del Antiguo Testamento, fue construido específicamente para que las escaleras sean veneradas por el público a fines de la década de 1580, por orden del papa Sixto V.

Desde entonces, millones de personas han subido los escalones de rodillas, cavando lenta e involuntariamente surcos profundos y ondulados en la piedra blanda. Uno de los 28 escalones estaba tan desgastado por los zapatos de las personas, que tenía un agujero perforado directamente a través de la gruesa placa de piedra.

Eso sucedió, dijo Violini, porque ese fue el peldaño donde los peregrinos se suelen demorar más, pues se inclinaban para besarlo. Es «el paso más importante» que se encuentra arriba, que está rajado en el centro y adornado con una cruz de metal. Según la tradición, Jesús cayó en el paso once. La cruz marca el punto exacto, dijo Violini, y la rejilla protectora cubre lo que se dice que fue una salpicadura de su sangre.

Un trabajador pasó el dedo por la rejilla para sacar algunos escombros y mostrar cuánta piedra había sido removida a lo largo de los siglos por personas que lo tocaban. Una cruz también marca otro paso en la parte superior de la escalera, indicando dónde, según la tradición, había habido otra gota de sangre.

Hasta ahora, las personas solo habían podido ver, no tocar, estas áreas a través de pequeños paneles de vidrio en los paneles protectores de madera.

Durante los trabajos de remoción de los panales, dos trabajadores arrancaron algunos pedazos de ladrillo a lo largo de las paredes de la escalera para liberar los oxidados ganchos de metal que aseguraban los peldaños de madera de nogal de 300 años de antigüedad.

Notas manuscritas, estampas, fotografías a color, pequeñas monedas, botones y montículos de polvo se encontraron debajo de las pesadas planchas. Estos objetos y las peticiones, fueron cuidadosamente embolsadas y entregadas a los Padres Pasionistas a cargo del Santuario para su catalogación y estudio.

Los objetos se remontan a no más temprano que en la década de 1950, dijo Violini, lo que ha llevado a los restauradores a creer que las escaleras probablemente se limpiaron para el año jubilar de 1950.

Fuentes

https://www.thetablet.co.uk/news/11492/worn-marble-steps-of-holy-stairs-to-be-uncovered-for-public-to-climb

<br class=»clearfix» /> Traducido y adaptado por Proyecto Emaús