Así como nuestras mascotas confían en nosotros al cuidarlas, ayúdanos a recordar en confiar en tu cuidado, para que haciendo esto compartamos en tu amor por todas tus criaturas. Y especialmente, recordamos a todas las especies en peligro de extinción y pedimos por tu ayuda para cuidarlas, y de esa manera, podamos continuar apreciando toda tu creación. Concédenos esto a través de Cristo nuestro Señor.
Amén.