Oh San Benito glorioso!, fervoroso y ejemplar abad, mi gran protector bondadoso y de cuantos van a ti a suplicar.

Intercede por mi ante el Señor, para que alivie mis sufrimientos, y las serias dificultades, que en este día me agobian, aparte condena y rechaza, que puedan dirigir contra mi persona, contra mi amada familia, o contra los seres queridos que a mi lado siempre están.

Líbrame de fatídicas herejías, de malas lenguas y hechicerías, no permitas que me ataquen, destierra el mal que me asecha:

(Hacer aquí su petición)

Te lo pido con toda confianza y seguro de tu bondad. Tu que fuiste santo con fervor, que no antepusiste nada ante Cristo desde que lo hallaste en la oración concédeme tu amable intercesión.

Glorioso San Benito, por tu poder ilimitado sobre los poderes dañinos con enorme fervor te suplico concédeme sin demora lo que de ti solicito, y ayúdame a alcanzar la perfección de mi vida cristiana, por la salud de mi cuerpo, mente y alma.

Amén.

Rezar el acto de contrición. 3 Credos. 3 Padre Nuestros. 3 Avemarías. 3 Glorias.