Obispo austriaco presenta «rana crucificada»

El obispo austriaco Hermann Glettler se muestra reflexivo mientras observa «La Rana Crucificada». Observe el funesto personaje que adorna el vitral verde que sirve de fondo y los «garabatos» que decoran los muros y techos de la Iglesia ( a la derecha de la imagen). Crédito: Gloria.tv.

Se trata (nuevamente) del Obispo de Innsbruck, Hermann Glettler, quien en un documental grabado en el 2018, presenta frente a las cámaras una rana crucificada, «obra» atribuida al «artista» Christian Eisenberger.

El obispo Glettler se refiere a su «Rana Jesús» como «muy provocativa», argumentando que «no está destinada a un público más amplio», a pesar de que por el hecho de mostrarla en cámaras, se busca llegar «a un publico más amplio».

El odio por las cosas de Dios instalado en la Catedral de Innsbruck. Un reloj confeccionado con un Cristo al que se le han roto los brazos y colocado de cabeza. Crédito: Tradition in Action.

El obispo Glettler es el mismo funesto personaje detrás de un reloj confeccionado con un Cristo roto y reciclado, la Casulla de plástico transparente, La Ecucaristía en un gimnasio y del slogan «Mientras Dios lleve barbas, soy una feminista».

 

El graffiti que «decora» paredes y techo de la Iglesia en Innsbruck. Crédito: Tradition in Action.

Glettler fue nombrado Obispo de la diócesis de Innsbruck a fines de Septiembre del 2017 por el papa Francisco.