Nosotros


linuxconsoleProyecto Emaus nace como un sitio católico, fiel a las enseñanzas de Nuestro Señor Jesucristo, plasmadas en la doctrina de la Iglesia Católica, que han encontrado inspiración en reconocidos sitios católicos de la red y que tiene como principal objetivo, la difusión de información y formación de opinión basada en la doctrina católica, sobre temas que le atañen directamente.

Para este propósito, el Proyecto Emaús obtiene su información de muy diversos sitios cuyo idioma original no es el castellano, traduciendo muy diversas notas, artículos y noticias de interés para presentarlos en Proyecto-Emaus. Tanto autores como sitios originales donde aparecieron los textos aquí presentados, serán respectivamente acreditados.

Un camino en la fe, hacia la revelación de verdades que estuvieron siempre expuestas, pero sin embargo ocultas a nuestro entendimiento.

El camino a Emaús

Y conversaban entre sí acerca de todas estas cosas que habían acontecido. Y sucedió que mientras conversaban y discutían, Jesús mismo se acercó y caminaba con ellos. Pero sus ojos estaban velados para que no le reconocieran. Y El les dijo:

-¿Qué discusiones son estas que tenéis entre vosotros mientras vais andando?

Y ellos se detuvieron, con semblante triste. Respondiendo uno de ellos, llamado Cleofás, le dijo:

-¿Eres tú el único visitante en Jerusalén que no sabe las cosas que en ella han acontecido en estos días?

Entonces El les dijo:

-¿Qué cosas?

Y ellos le dijeron:

– Las referentes a Jesús el Nazareno, que fue un profeta poderoso en obra y en palabra delante de Dios y de todo el pueblo; y cómo los principales sacerdotes y nuestros gobernantes le entregaron a sentencia de muerte y le crucificaron. Pero nosotros esperábamos que El era el que iba a redimir a Israel. Pero además de todo esto, este es el tercer día desde que estas cosas acontecieron. Y también algunas mujeres de entre nosotros nos asombraron; pues cuando fueron de madrugada al sepulcro, y al no hallar su cuerpo, vinieron diciendo que también habían visto una aparición de ángeles que decían que El vivía. Algunos de los que estaban con nosotros fueron al sepulcro, y lo hallaron tal como también las mujeres habían dicho; pero a El no le vieron.

Entonces Jesús les dijo:

-¡Oh insensatos y tardos de corazón para creer todo lo que los profetas han dicho! ¿No era necesario que el Cristo padeciera todas estas cosas y entrara en su gloria?

Y comenzando por Moisés y continuando con todos los profetas, les explicó lo referente a El en todas las Escrituras. Se acercaron a la aldea adonde iban, y El hizo como que iba más lejos. Y ellos le instaron, diciendo:

-Quédate con nosotros, porque está atardeciendo, y el día ya ha declinado.

Y entró a quedarse con ellos.  Y sucedió que al sentarse a la mesa con ellos, tomó pan, y lo bendijo; y partiéndolo, les dio.  Entonces les fueron abiertos los ojos y le reconocieron; pero El desapareció de la presencia de ellos.  Y se dijeron el uno al otro:

-¿No ardía nuestro corazón dentro de nosotros mientras nos hablaba en el camino, cuando nos abría las Escrituras?

Y levantándose en esa misma hora, regresaron a Jerusalén, y hallaron reunidos a los once y a los que estaban con ellos, que decían: Es verdad que el Señor ha resucitado y se ha aparecido a Simón. Y ellos contaban sus experiencias en el camino, y cómo le habían reconocido en el partir del pan.

«Quien hace una obra por la sola gloria de Dios, aunque no prospere, no se perturba, pues ha obtenido el fin que pretendía, que era agradar a Dios, después de haber obrado con rectitud de intención.»

(San Alfonso Mª de Ligorio: «Práctica del Amor a Jesucristo»)

 

* * * *

Dios y Señor mio, yo creo en Vos, corroborad mi fe; yo espero en Vos, asegurad mi esperanza; a Vos os amo, inflamad mi voluntad; arrepiéntome de haber pecado, aumentad mi contrición. Yo os adoro como mi primer principio y deseo como mi último fin, os doy gracias como a a mi continuo bienhechor, y os invoco como a mi soberano defensor.

Dignaos Señor, gobernarme por vuestra justicia, consolarme por vuestra misericordia y defenderme por vuestra omnipotencia. Os consagro mis pensamientos, mis palabras, mis acciones y mis trabajos, para que desde hoy en adelante, sólo en Vos piense, hable y obre según vuestra santísima voluntad, y sea por Vos cuanto padeciere.

Porque quiero yo Señor, todo lo que Vos queréis y cuanto Vos queréis y como Vos lo queréis. Os pido que ilustréis mi entendimiento, abraséis mi voluntad, purifiquéis mi cuerpo y santifiquéis mi alma.

Ayúdame a satisfacer por mis ofensas pasadas, vencer las tentaciones, corregir las pasiones que me dominan y practicar las virtudes que me convienen. Llenad mi corazón de ternura a vuestra piedad, de aversión a mis defectos, de celo con el prójimo y de menosprecio del mundo.

Haced que me conforme a la sujeción debida con mis superiores, que procure ser agradecido con mis bienhechores, fiel con mis amigos, benévolo con mis enemigos y suave con mis inferiores.

Hacedme Señor prudente en mis empresas, animoso en los peligros, sufrido en las adversidades y humilde en los buenos sucesos. Que siempre procure tener la atención debida en mis oraciones, la templanza en mis empleos y la constancia en mis resoluciones.

Inspiradme, Señor, el tener una conciencia recta, practicar un exterior modesto, una conversación ejemplar y una conducta regular; que me dedique a domar la naturaleza, a seguir la gracia, a guardar la ley, a negociar la ley, a negociar mi salvación y a procurar la de todos.

Dios mio, descubridme la pequeñez de la tierra, la grandeza del Cielo, la brevedad del tiempo y de la vida y la duración de la eternidad. Haced, Señor, que me prevenga siempre para la muerte, que tema el juicio final, que evite el infierno y que consiga el paraíso, por los merecimientos de Nuestro Señor Jesucristo, vuestro Hijo, Dios y hombre verdadero, que con Vos y el Espíritu Santo, vive y reina por os siglos de los siglos. Amén.

 

Sobre el Pingüino

¿Alguna vez ha visto usted algún documental sobre pingüinos? Resulta que estos curiosos pero resilientes animalitos, tan simples, mansos y débiles en aspecto, son capaces de sobrellevar las situaciones más adversas bajo las circunstancias más difíciles que uno pueda imaginar. Rodeados de enemigos, tienen que desenvolverse en un entorno que les resulta siempre hostil en cada momento de sus vidas, y sin embargo, los pingüinos perseveran. No puede haber mejor analogía para el católico que vive en el mundo actual.

Proyecto Emaús, nace un 25 de Marzo de 2016, día de La Anunciación de la Santísima Virgen María, fusionándose con el sitio Salve Reina en Septiembre del mismo año.

Nota aclaratoria: Este Proyecto no guarda relación alguna con los Retiros de Emaús, no tienen vinculo alguno con sus fundadores, ni mucho menos somo parte de esta «nueva moda espiritual». Proyecto Emaús es fiel a la única Iglesia de Cristo: una, santa, católica y apostólica.