Los sueños de San Juan Bosco y el poder del Santo Rosario

La pérfida serpiente no es rival para el Santo Rosario

San Juan Bosco, fue un santo sacerdote cuya profunda vida espiritual le conducía a frecuentes visiones o «sueños», como el mismo los llamaría. Escribió sobre uno de ellos en una carta a sus alumnos. El sueño se produjo en la víspera de la Asunción de la Santísima Virgen María, y en él un desconocido se le acercó y le pidió que mirara algo en el suelo.

Me llevó a un prado al lado del patio de recreo y señaló a una serpiente enorme y fea, de más de veinte pies de largo, enrollada en la hierba. Asustado, quise huir, pero el desconocido me detuvo. «Acércate y mira bien», dijo.

-«¿Qué?» Jadeé. «¿No te das cuenta de que el monstruo podría saltar sobre mí y  engullirme?

-«No tengas miedo! Nada de eso sucederá. Solo ven conmigo

El extraño fue a buscar una cuerda y le pidió a San Juan Bosco que golpeara a la serpiente con la cuerda.

Estiramos la cuerda y luego la colocamos en la espalda de la serpiente. El monstruo se levantó de inmediato y golpeó la cuerda, pero, al hacerlo, se enganchó como en un lazo.

La serpiente comenzó a luchar y murió rápidamente. Luego el desconocido tomó la cuerda y la puso en una caja. Lo que sucedió a continuación fue asombroso, y luego el extraño me explicó el simbolismo espiritual detrás de lo que acababa de suceder.

En unos instantes abrió la caja. Miramos y nos quedamos asombrados al ver la cuerda en forma de las palabras Ave María.

-«¿Cómo sucedió eso?», Le pregunté.

-«La serpiente», respondió el hombre, es un símbolo del diablo, mientras que la cuerda representa el Ave María o, más bien, el Rosario, una sucesión de AveMarías con la que podemos atacar, conquistar y destruir a todos los demonios del infierno.”

San Juan Bosco se tomó muy en serio la lección y escribió a sus alumnos: «Digamos con devoción un Ave María cada vez que nos sintamos en tentación, y nos asegurará la victoria«.

La experiencia confirma lo que muchos exorcistas han dicho sobre el poder de la Virgen María sobre el diablo. Satanás se siente enormemente humillado por la pureza y simplicidad de la Santísima Madre y escapa tan rápido como puede cada vez que oye su nombre. Es un recordatorio poderoso, uno que nos exhorta a rezar el Rosario con devoción cada vez que nos sentimos amenazados por el maligno.

Fuentes

https://aleteia.org/2019/01/31/this-dream-of-st-john-bosco-highlights-the-power-of-the-rosary-over-the-devil/
Traducido y adaptado por Proyecto Emaús