¡Los católicos hacen una señal de la cruz invertida!

Está circulando por la web una imagen creada por alguien que cree que los católicos hacemos la señal de la Cruz al revés y que esto señal del diablo. La Señal de la Cruz no tiene profundidad explicativa, la hacemos desde el Siglo III como señal de que hemos sido redimidos por la Sangre de Cristo.

La Cruz se hace desde la frente hacia el vientre y de hombro izquierdo a hombro derecho. Tristemente hay personas a quienes no se le ha enseñado a hacer la señal de la cruz de manera correcta y hacen de ella,  un verdadero garabato o una cruz “cortita”, pero eso no es culpa de la Iglesia; es culpa de que estamos apurados o no prestamos el debido respeto a todas las cosas que son de Dios.

La primera evidencia cierta del uso de este signo proviene del escritor eclesiástico Tertuliano ( 230 DC ), quién nos dice que los candidatos al Bautismo son marcados con una señal de la cruz en sus frentes durante la formación de su catecumenado.

Esta marca es preeminentemente la adhesión bautismal a Cristo, pero la Señal de la Cruz es un recuerdo adecuado, puesto que expresa la creencia en las principales verdades Cristianas, la Trinidad, Cristo y la Cruz que nos trajo la salvación. Como dice San Pablo en 1 Co 1:23-24:

”Mientras tanto, nosotros proclamamos un Mesías crucificado. Para los judíos, Qué escándalo más grande ! Y para los griegos, Qué locura ! Él, sin embargo, es Cristo, fuerza de Dios y sabiduría de Dios“.

Originalmente, se trazaba una pequeña cruz en la frente con el pulgar o un dedo. Mientras que resulta difícil señalar exactamente cuándo se cambió el trazo de la pequeña cruz en la frente a la moderna práctica de trazar una larga cruz desde la frente hasta el vientre y de hombro a hombro, lo que si sabemos es que este cambio ocurrió por el siglo XI d.C., cuando el Libro de Oración del Rey Enrique menciona una instrucción de “marcar con la santa cruz los cuatro lados del cuerpo”.

Con respecto a la práctica de hacer la señal, la hacemos al levantarnos, al acostarnos, antes de las comida, en momento de peligro, al pasar frente a un cementerio, al pasar frente a una Iglesia Católica, al comenzar a orar, al terminar de orar, al entrar y salir de templo, cuando somos bendecidos, al comenzar la Eucaristia, cuando somos aspergidos con agua bendita..etc

Los católicos, al persignarse, se van tocando las siguientes partes corporales:

En la sílaba “pa” de la palabra “Padre”, la frente; en la sílaba “hi” de la palabra “Hijo”, el vientre; en las sílabas “pi” y “san” de “Espíritu” y “Santo”, ambos hombros. Muchos adoradores hacen la señal de la cruz con una mano abierta (los cinco dedos evocan las cinco heridas de Cristo). Otros levantan juntos el dedo índice y el dedo medio para simbolizar la naturaleza divina y humana de Cristo. El pulgar suele estar doblado para tocar el dedo anular en la posición de los dos dedos.

También se usan muchas otras posiciones de la mano, aunque no es necesario poner la mano en una posición específica.
Por otra parte, la Cruz invertida o Cruz de San Pedro es un símbolo antiquisimo (muchisimo antes que surgiera el satanismo) de múltiples significados. Esta Cruz simboliza la forma en que murió el apóstol San Pedro en Roma hacia el año 64. Es aceptado que cuando los romanos capturaron a San Pedro, lo llevaron al monte vaticano para ser crucificado. Este, alegando no ser digno de morir como su maestro Jesús de Nazaret, pidió ser crucificado al revés, cabeza abajo. Por esta razón, la cruz invertida se presenta como un símbolo de humildad, tal como Orígenes afirmaba.

En el libro del Apocalipsis los seguidores del Anticristo van a tener su propia marca particular ( Ap 14;9 ) indicando su pertenencia a él, por lo que es adecuado también decir que los seguidores de Cristo llevaran Su marca, como el verdadero remanente del pueblo de Dios.

Fuentes

https://www.apologeticasiloe.net
Frank Morera
Adaptado por Proyecto Emaús

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *