Las mega iglesias pentecostales en Nigeria: Un mega negocio en pleno auge

El “Evangelio de Prosperidad” de David Oyedepo, “pastor” de la mega iglesia “Fe Viva” de las afueras de Lagos (Nigeria) suena verdaderamente atrayente para muchos. Se estima que una multitud aproximada de 50,000 (esa es la capacidad de la mega iglesia) visita cada fin de semana, esta, la tercera iglesia pentecostal más grande del país.

Muchos más escuchan a Oyedepo fuera de esta mega-iglesia, aquellos que no lograron encontrar un sitio adentro. Levantan sus manos hacia el cielo con devoción, con la esperanza de que sus oraciones sean escuchadas. Oyedepo es sólo uno de muchos pastores en Nigeria que prometen cambios económicos venidos desde el Cielo.  La iglesia se encuentra en un enorme campus con estacionamientos, una universidad privada y una escuela. Los amables equipos de bienvenida me conducen a otros miles de fieles.

El pastor, que se hace llamar “obispo”, sabe lo que la gente en Nigeria necesita más: estabilidad y trabajo. Su fortuna se estima en $ 150 millones (€ 128 millones). Muchos de sus seguidores quieren ser como él. Anhelan la prosperidad en el país que tiene el mayor número de personas que viven en la pobreza extrema en todo el mundo.

Aceite “Milagroso” que cura el SIDA

Las ofrendas o “diezmo” son aceptadas fuera de la iglesia, también. Y las grandes cestas de donaciones se llenan rápidamente. La gente tiene la convicción de que mientras más dinero se done durante y después del servicio de la iglesia, más aumentará su riqueza.

Después de la iglesia, hay muchas otras maneras con las que se puede “colaborar” con la iglesia. ¿Qué tal el aceite de oliva por $ 5 la botella? En un país con un salario mínimo de $ 50 por mes, esa es una pequeña fortuna. El vendedor  explica que este es un aceite muy especial porque está bendecido. “Y una vez que crees y usas el aceite, toda enfermedad, cura todo, las personas se han curado del VIH usando solo este aceite“, dice.

Los críticos desaprueban esta práctica comercial. Cada iglesia pentecostal promete salvación económica, promete soluciones. “Todo tiene una etiqueta de precio“,  dice Francis Falako. “La fe de las personas está siendo explotada“, agrega el profesor de estudios religiosos de la Universidad de Lagos.

“La mayoría de estos pastores no están ahí para servir, están allí para enriquecerse, si cuestionas algunas de sus prácticas, citan la Biblia para apoyarse y dicen que Jesús no era pobre”, dice Falako.

Las iglesias no están obligadas a pagar impuestos. Con el aumento de la pobreza extrema, algunos políticos quieren cambiar eso, que es altamente impopular entre aquellos que creen que el cambio positivo solo es posible a través de su fe, y no de su gobierno.

La Living Faith Church planea expandir y construir una nueva iglesia en Nigeria, con un altar giratorio y capacidad para sentar a 100,000 personas.

 

 

Dejar una respuesta