La Virgen Bombardera: Una virgen políticamente incorrecta…


la virgen bombardera

María Auxiliadora (La Virgen Bombardera) alcanza a los santos ángeles cuentas del Santo Rosario, las que cual balas de cañón, son arrojadas sobre los navíos musulmanes.

Este bastante peculiar fresco, se haya sobre el altar de la Iglesia de Pazzalino, un cantón suizo italohablante de Ticino,(«la pequeña Italia dentro de Suiza») no muy lejos de la frontera con Italia y cuyo autor, tristemente se desconoce.

En la imagen completa que se haya al pie de este breve articulo,  se pueden apreciar en primer plano y a la izquierda, a San Pío V y a Felipe II puestos de rodillas y en visible acto de oración. En la parte superior del mural se puede a preciar a la Virgen Santísima (La Virgen Bombardera), quien lleva sobre su regazo al pequeño niño Jesús.

De mano en mano, tanto la Santísima Virgen como Jesús, le van pasando unas balas de cañón al angelito que aletea a su costado. El angelito recibe estas «balas» y a su vez,  las arroja sobre los navíos turcos que se hayan debajo, combatiendo contra los Cristianos. Incluso se puede apreciar como una de estas balas ya va cayendo sobre la cabeza de uno de los hijos de la Media Luna.

¿Vaya… que políticamente incorrecta esta pintura verdad? Si ha prestado atención, se dará cuenta que la escena representa la decisiva intervención de María Santísima durante la Batalla de Lepanto.

El 7 de octubre de 1561, tuvo lugar una de las batallas más decisivas en la historia de la humanidad: La batalla de Lepanto. En ella, la flota cristiana se enfrentó a la poderosa flota musulmana, que estaba decidida a conquistar todo occidente hasta Gibraltar.

En todas las naves de la Liga Santa, se dio la orden de rezar el Santo Rosario. En Europa previamente y días antes del combate, el Papa Pio V había ordenado en todos los países cristianos, el ayuno y el Rezo del Rosario, suplicándole a la Santísima Virgen su auxilio ante aquel peligro.

Pues fíjese que las balas de cañón representan, en realidad, las cuentas del Santo Rosario, que como todos sabemos fue el arma decisiva que ganó la batalla, prestando un imprescindible apoyo espiritual a los soldados que libraban un reñido combate para defender la Cristiandad entera. El Rosario, eficacísima arma de destrucción masiva de todo mal.

Este es justamente el significado y la aplicación que tienen nuestras oraciones para el mundo espiritual y la manera en que repercuten sobre el mundo material.

Si tiene oportunidad, vaya allí para verla pronto antes de que se les ocurra pintar encima o hacer alguna otra barbaridad, como aquella que hicieron en Compostela cuando cubrieron de flores a los sarracenos que pisa el caballo blanco del Apóstol Santiago, para que no se ofendan los musulmanes.

La Virgen Bombardera

Mural completo que representa a María Auxiliadora (la Virgen Bombardera) y al Niño Jesús, asistiendo a los Cristianos durante la Batalla de Lepanto.