La razones que tuvo la Iglesia para condenar la devoción a la Divina Misericordia

De cuando en cuando, nuestros fieles lectores nos hacen llegar correos electrónicos, sugiriéndonos y solicitándonos la publicación de las oraciones de la devoción a la Divina Misericordia. El sitio tiene al respecto una postura, que puede ser bastante complicada y extensa de argumentar. Por esta razón, hemos decidido presentar un artículo, publicado originalmente en otro sitio, pero que detalla y explica los «inconvenientes» detrás de la mencionada devoción.  Este artículo apareció originalmente en el sitio web de TIA (Tradition In Action) el 15 de octubre del año 2013 y su contenido corresponde a uno de los sermones de Monseñor Patrick Pérez, dado a manera de respuesta y orientación a sus fieles, quienes insistentemente solicitaban la implementación de algunas de las practicas de esta devoción en su parroquia. Monseñor Pérez presenta como argumentos principales en su contra, la condenación de esta devoción por dos Papas y consecuente remoción de las imágenes de la Divina Misericordia, la inclusión de los textos de sor Faustina en el índice de libros prohibidos, debido a que nunca se evidenció su origen divino y los muchos errores contra la doctrina de la Iglesia Católica, presentes en el diario de sor Faustina, documento que se emplease durante la oportuna investigación.

La devoción de la Divina Misericordia fue relanzada por Juan Pablo II. Durante su largo pontificado, estableció un día de fiesta en honor de esta devoción. Durante su homilía en la canonización de Sor Faustina, el 30 de abril de 2000, declaró que el Segundo Domingo de Pascua, sería llamado Domingo de la Divina Misericordia.
En consecuencia, todos los años,  el domingo siguiente a la Pascua, se celebra el Domingo de la Divina Misericordia. Muchos feligreses me hacen esta pregunta, «Padre, ¿por qué no celebramos el Domingo de la Divina Misericordia?

Ahora, la respuesta fácil sería: «No lo hacemos porque no está en el calendario tradicional». Pero, entonces, la fiesta del Padre Pío tampoco está en el calendario tradicional, pero igual la celebramos. Lo hacemos según lo prescrito en el Misal, que nos permite honrar a los santos recientemente canonizados. Entonces, la pregunta vuelve: ¿Por qué no celebramos el Domingo de la Divina Misericordia?

He analizado las oraciones de la devoción de la Divina Misericordia y no he encontrado nada malo en ellas. Pero sin embargo, hay algo malo en aquello que rodea esta nueva devoción.
Permítame reconocer que hay personas, posiblemente incluso algunas personas aquí, que han recibido gracias por practicar la devoción de la Divina Misericordia. Eso no es una indicación de que la devoción en sí es necesariamente del cielo.
Recuerde que Dios siempre responde a nuestras oraciones. Siempre se reciben gracias por sus oraciones. Por ejemplo, imaginemos hacer una peregrinación para visitar el lugar de entierro de un santo. Usted hizo la peregrinación y pensó que estaba arrodillado en la tumba correcta venerando a ese santo. De hecho, no fue enterrado en ese cementerio, sino en una iglesia cercana. Sin embargo, Dios le da gracias por su esfuerzo y su deseo de complacerlo y reparar sus pecados.
Tú hiciste esa peregrinación; No la dejarás sin gracia. Dios no toma una posición como, «Bueno, estás en la tumba equivocada. Lo siento, viajaste 6.000 millas para nada «. No, Dios siempre responderá a sus oraciones. Por lo tanto, por favor, recuerde cuando escucha a la gente decir: «Bueno, he recibido gracias de esta devoción», esto en sí mismo, no es una indicación de que la devoción es del cielo. Ciertamente, las gracias siempre son del Cielo.

Condenas de esta devoción

¿Qué tiene de malo la devoción de la Divina Misericordia?
Primero, cuando esta devoción cayó bajo la atención de Pío XII, el Papa no se preocupó por las oraciones que son parte de ella, sino de las circunstancias de las llamadas apariciones a Sor Faustina y su contenido. Es decir, estaba preocupado por lo que Nuestro Señor supuestamente le dijo a Sor Faustina y lo que le pidió que hiciera público.
Pío XII, entonces, puso esta devoción, incluyendo las apariciones y los escritos de Sor Faustina, en el Index Librorum Prohibitorum (Índice de Libros Prohibidos). Esta lista ya no existe, ya que fue formalmente abolida el 14 de junio de 1966 por Pablo VI. Por un lado, es lamentable que ya no exista. Pero, por otra parte, si esa lista existiera hoy, sería tan vasta que llenaría una habitación. Prácticamente todo lo que está escrito hoy tiene, algo objetable a la Fe Católica.  Así, Pío XII puso los escritos de Sor Faustina en el Índice de Libros Prohibidos. Esto significa, que él consideraba que su contenido, haría que los católicos se extraviasen o tomasen la dirección equivocada.

A continuación, llegaron otras prohibiciones hechas por el Papa Juan XXIII. Dos veces en su pontificado, el Santo Oficio emitió condenas a los escritos de la Divina Misericordia.
Hoy el Santo Oficio se llama Congregación para la Doctrina de la Fe. Y anteriormente a todo esto, fue llamado el Santo Oficio de la Inquisición. Su nombre ha cambiado a lo largo del tiempo.
Esta Oficina, bajo el control directo del Papa, es responsable de mantener la pureza de la doctrina y, por tanto, vela por la difusión de diferentes documentos en la Iglesia.
Si el Papa quiere corregir a los fieles sobre un tema en particular, suele hacerlo a través del Santo Oficio. Así, las proclamaciones, declaraciones y documentos emitidos por el Santo Oficio, pueden ser vistos como provenientes del propio Papa.
No una vez, sino dos veces bajo el papa Juan XXIII, esta devoción particular, fue condenada a través del Santo Oficio. La primera condena fue en una sesión plenaria celebrada el 19 de noviembre de 1958. La declaración del Santo Oficio emitió estas tres declaraciones sobre esta devoción:

1. No hay evidencia del origen sobrenatural de estas revelaciones.
Esto significa que los miembros del Santo Oficio, examinaron el contenido y decidieron que no había nada allí que indicase que las apariciones eran sobrenaturales. En una aparición auténtica – Nuestra Señora de Lourdes o Nuestra Señora de Fátima, por ejemplo,  puedes mirar el contenido y afirmar, que no se puede decir definitivamente, que son de origen divino, pero hay suficiente evidencia para decir que es posiblemente así . Por otro lado, en las apariciones de la Divina Misericordia, dijeron definitivamente que no hay evidencia alguna de que sean sobrenaturales. Esto se traduce en: «No creemos que estas apariciones vienen de Dios».

2. No se debe instituir ninguna fiesta de la Divina Misericordia.
¿Por qué? Porque si se basa en apariciones que no vienen claramente de Dios, sería imprudente y temerario instituir una fiesta en la Iglesia basada en algo que es una aparición falsa.

3. Se prohíbe difundir escritos que difundan esta devoción bajo la forma recibida por Sor Faustina, así como la imagen típica de la misma.
Por lo tanto, se prohibió incluso publicar la imagen de Nuestro Señor como Divina Misericordia.

Ahora, todos ustedes han visto esta imagen, aunque de pasada, ustedes la conocen y la reconocen. Muestra una extraña imagen de Jesús que me inquieta. Realmente no puedo decirte por qué. No me gusta. No me gusta la cara, no me gusta el gesto, no me gusta la postura, no me gusta nada. Esta fue mi primera impresión de esta imagen. No la quiero alrededor porque es, por falta de un término mejor, espeluznante para mí cuando la miro.

La imagen muestra rayos multicolores, creo que son rojos, blancos y azules, procedentes de su región del pecho – no hay ningún corazón, sólo estos rayos. Ustedes ya la han visto. Bueno, esa era la imagen que se prohibía publicar o difundir.
El 6 de marzo de 1959, el Santo Oficio emitió un segundo decreto por orden del Papa Juan XXIII. Prohibió, una vez más, difundir las imágenes de la Divina Misericordia y los escritos de Sor Faustina propagando esta devoción. También indicó, que era deber de los obispos el decidir cómo eliminar las imágenes que ya habían sido exhibidas al público.

No necesito decir mucho más sobre estas declaraciones. Dos Papas advirtieron fuertemente a los fieles sobre el peligro de esta devoción. Pío XII la puso en el índice; Juan XXIII emitió dos condenas a través del Santo Oficio, sobre el peligro espiritual que esta devoción presentaba a los fieles. No hay mucho más que decir sobre esto.

Su Principal Error: Nos presenta una misericordia incondicional

Consideren la verdadera imagen de Cristo Nuestro Salvador. Probablemente, la representación simbólicamente más rica y precisa de El, además del Crucifijo, es la imagen del Sagrado Corazón, porque la imagen de Nuestro Señor con el Sagrado Corazón, resume toda la teología de la Redención.

Perforaron Sus Manos, Sus Pies y Su Sagrado Corazón; La corona de espinas rodea el Corazón, que arde de amor por el hombre. Este fue el precio que pagó, el sacrificio que Él hizo por nuestra redención. Se ofreció a sí mismo debido a su ardiente amor por nosotros, a pesar de que somos criaturas desagradecidas, que se rebelaron contra nuestro Creador. Piénsalo. Él nos creó y luego lo clavamos en una cruz, a pesar de que Él era Dios y completamente inocente de cualquier culpa. Así, el Sagrado Corazón encapsula todo esto.

En las imágenes del Sagrado Corazón, se señala esta fuente simbólica de amor y misericordia para nosotros. Las devociones al Sagrado Corazón de Jesús, suponen siempre la reparación de nuestros pecados. Somos pecadores, debemos reparar. A pesar de las promesas de Nuestro Señor y el hecho de que Él pagó un precio infinito por nuestra Redención, debemos reparar. Siempre debemos hacer penitencia por nuestros pecados y hacer varios tipos de reparación.

Ahora, considere la imagen de Nuestro Señor representado en la Divina Misericordia. Es una imitación del Sagrado Corazón sin el corazón. Cuando prestas atención, observas que en la imagen no hay corazón. Simplemente hay rayos que salen de un punto por encima de Su cintura. Esto simboliza el error de la devoción de la Divina Misericordia. Se predica que podemos esperar una misericordia incondicional sin ningún precio que se pague en absoluto, sin ninguna obligación. Este no es el mensaje de Cristo.

Cristo es misericordioso. Una y otra vez, Su misericordia perdona nuestros pecados en el Sacramento de la Penitencia. Siempre nos perdona sin importar lo malos que sean nuestros pecados. ¿Y qué sucede en el Sacramento de la Penitencia? El mismo nombre del Sacramento nos dice exactamente que es lo que sucede: para ser eficaz, el Sacramento supone penitencia. No sólo estás allí en el Sacramento reconociendo tu completa sumisión a la Iglesia y tu dependencia de los Sacramentos para el perdón, sino que sales del confesionario con una penitencia impuesta.

También se nos recuerda a menudo desde este púlpito, que no sólo debemos cumplir esa penitencia, sino que debemos hacer penitencia continuamente, nuestra propia penitencia. No sólo rezas una década del Rosario y dices: «Bueno, he hecho mi penitencia. Ahora, puedo seguir alegremente mi camino». Siempre debes tener el espíritu de penitencia por tus pecados pasados.

El error central de la Divina Misericordia, esta en la promesa de muchas recompensas espirituales, sin necesidad de penitencia, de reparación, ninguna mención de ninguna condición. Desafortunadamente, esto se corresponde mucho con lo que el Papa Juan Pablo II escribió en la encíclica Dives in misericordia. No recomiendo leerla a ninguno de ustedes, excepto a los más preparados, porque tiene muchas cosas engañosas. Refleja esta misericordia sin precio, los dones del cielo sin requerimientos, la misericordia de Dios sin mención de penitencia o reparación por el pecado en absoluto.

Anticipando la encíclica Papa Juan Pablo II ya en 1978, el primer año de su pontificado, puso en marcha la canonización de Sor Faustina y la institución de la fiesta del domingo de la Divina Misericordia. Como he dicho antes, tanto los escritos de la Hna. Faustina como la idea misma de tener una fiesta de la Divina Misericordia, habían sido prohibidos y condenados por dos Papas anteriormente.

Presunción en los escritos de Sor Faustina

Los escritos de la propia Hna. Faustina, publicados en inglés en el 2007, son motivo de preocupación. La obra tiene 640 páginas y transcribe frecuentes apariciones y supuestos mensajes de Nuestro Señor.
Este largo hilo de supuestas declaraciones de Nuestro Señor a Sor Faustina, tiene algunas cosas que dejarían muy intranquilo a un católico de pensamiento correcto, por decirlo de alguna forma. Ejemplificaré tomando algunas citas del mencionado documento.

El 2 de octubre de 1936, ella declara que el «Señor Jesús», se le apareció y dijo:

«Ahora sé bien, que no es por las gracias o dones que Me amas, sino porque Mi Querer te es más querido que la vida. Es por eso que me estoy uniendo contigo tan íntimamente, como con ninguna otra criatura. «

(Divina Misericordia en Mi Alma, El Diario de Sor Faustina, Stockbridge, MA: Marian Press, 1987, pág. 288).

¿Cómo podríamos creer, que Nuestro Señor se ha unido más íntimamente con Sor Faustina que con la Santísima Virgen María? Al principio, podríamos leer esto y pensar: «Oh, eso es hermoso.» Pero luego te das cuenta y dices «Espera un minuto, ¿Nuestro Señor se unió más íntimamente con Sor Faustina que con cualquier otra criatura? Nuestra Señora fue la Inmaculada Concepción, pero ella también fue Su criatura, ella fue creada por Él como el resto de nosotros, aunque libre del pecado original desde el principio «.

¿Y ahora, se espera que creamos que Nuestro Señor le dijo a Sor Faustina, que Él está más unido a ella que a nadie más, incluyendo a la Santísima Virgen María, y ciertamente, más que a todos los otros Santos? Esta afirmación es egocéntrica y no es una afirmación que venga del cielo.

Nuestro Señor se dirigió supuestamente a Sor Faustina el 23 de mayo de 1937 con estas palabras:

«Amada perla de Mi Corazón».

Lo que me molesta de esto es que es sacarina pura. Sólo recuerden como se dirigía Nuestra Señora a Sor Lucía o a Santa Bernadette. Es imposible imaginar a Nuestro Señor haciendo uso de este tipo de lenguaje. Nuestro Señor es Cristo Rey, Creador del universo, y gobernante de todo lo que es. Él no dice cosas como «amada perla de Mi Corazón».

Déjenme continuar. Entonces, Él dijo:

«Veo tu amor tan puro; Más puro que el de los ángeles, y aún más porque sigues luchando. Por amor a vosotros, bendigo al mundo. «

(Divina Misericordia en Mi Alma, El Diario de Sor Faustina, Stockbridge, MA: Marian Press, 1987, pág. 400).

En primer lugar, excepto la Virgen María, no estamos libres del pecado original y, por lo tanto, no somos capaces de un amor más puro que el de los Ángeles.
En cuanto a la bendición del mundo, eso podría estar bien. Si tuviéramos un verdadero santo en el mundo, entonces el Señor nos daría bendiciones para ese santo. Aquí no tengo objeción.
Mi objeción es que esta revelación fue dada en 1937; el mundo estaba al borde de la Segunda Guerra Mundial, de la cual Sor Lucía ya había sido advertida por Nuestra Señora de Fátima: “Si Rusia no es consagrada y el hombre no se convierte, entonces este gran desastre vendrá sobre la humanidad por sus malos caminos y sus pecados”.
En aquel momento, estábamos a punto de ver que el desastre caía del cielo, pero Nuestro Señor le dice a Sor Faustina: «Por tu bien, voy a bendecir al mundo». ¿Fue la Segunda Guerra Mundial una bendición en el mundo? Puesto que su Polonia nativa no salió ilesa de la invasión alemana, no parece probable que Nuestro Señor, realmente bendijese al mundo.

Otro ejemplo: la Hna. Faustina afirmó que Nuestro Señor, le dijo que había quedado exenta del juicio, de todo juicio – juicio particular y juicio general. El 4 de febrero de 1935, ella afirmó oír esta voz en su alma:

«Desde hoy, no temáis el juicio de Dios, porque no seréis juzgada.»

(Divina Misericordia en Mi Alma, El Diario de Sor Faustina, Stockbridge, MA: Marian Press, 1987, pág. 168).

Ahora bien, nadie más que la Santísima Virgen, por lo que yo sé, está libre del juicio general y particular. Santo Tomás de Aquino, según la piadosa historia, tuvo que arrodillarse en el Purgatorio antes de ir al Cielo. No sé si este es un hecho cierto, pero es una lección para nosotros, de que nadie está exento de ningún tipo de juicio.

Y añada a estos ejemplos la absurda afirmación de que la Hostia saltó del Tabernáculo tres veces y se puso en sus manos, de modo que tuvo que abrir el Tabernáculo para volver a colocarla en su lugar:

«Y la hostia salió del Tabernáculo y vino a descansar en mis manos y yo, con alegría, la puse de nuevo en el Tabernáculo. Esto se repitió una segunda vez, y yo hice lo mismo. A pesar de esto, sucedió una tercera vez».

(Divina Misericordia en Mi Alma, El Diario de Sor Faustina, Stockbridge, MA: Marian Press, 1987, pág. 23).

Lo hace sonar como si un hámster se hubiese salido de su jaula. «Oh, no, aquí está otra vez. Tengo que ir a ponerlo de vuelta «. ¿Cuántas veces la Iglesia ha declarado, que las manos de un sacerdote están consagradas para manejar la Especie Sagrada, y qué clase de lección darías al mundo con este ejemplo de la Hostia saltando en sus manos para que tuvieras que colocarla nuevamente en el mismo Tabernáculo? Nuestro Señor no contradice a Su Iglesia ni por palabra ni por gesto. Esto sería lo mismo que Nuestro Señor, contradiciendo la Presencia Real y todo lo que representa.

Falta de espíritu católico

En resumen, toda la devoción de la Divina Misericordia no representa el espíritu católico. El espíritu católico es el de hacer una reparación constante, el de la penitencia por nuestros pecados, de orar por las gracias de Dios, por la misericordia de Dios en esta vida.
Permítanme concluir diciendo, que el fondo de esta devoción es cuestionable. Ustedes no sólo instituyen una devoción particular con su propio día de fiesta basándose en algo que ha sido condenado, por muy buenas razones, en el pasado reciente.
Cuando miras las oraciones de las devociones de la Divina Misericordia, son perfectamente ortodoxas. No hay nada herético o presuntuoso en estas oraciones. Pero sólo recuerda la razón por la que ha sido condenada y por la qué no reconocemos la devoción a la Divina Misericordia: Es por su pasado, no por el contenido de las oraciones. Es muy importante saber esto, porque es una de muchas cosas que fueron traídas de vuelta en los tiempos modernos pero que habían sido condenadas en el pasado.

Fuentes

El autor del contenido del presente artículo es Monseñor Patrick Pérez.

Publicado originalmente en http://traditioninaction.org/HotTopics/f072_DivMercy.htm

Traducido y adaptado por Proyecto Emaús

Credito de las imágenes: Todas las imágenes son propiedad de TIA

19 Comments on “La razones que tuvo la Iglesia para condenar la devoción a la Divina Misericordia”

  1. No comprendo por qué el papa Juan Pablo II, instituyó esta devoción de la divina misericordia si dos papas anteriores la habían prohibido, será acaso porque Sor Faustina también era polaca como el papa?

  2. Como se nota que este sacerdote jamas ha visto a Jesus. Nadie que hable asi conoce realmente a Dios. Lamentablemente ese escrito es obra de Satanas quien se siente humillado por la Virgen Maria por su condicion de mujer. Asi michos hombres se sienten humillados por las mujeres incluso consagrados tiene ese desprecio por la Virgen. Lamentablemente por algo muchos consagrados estan en el infierno o en el purgatorio. Bueno ahora sor Faustina esta junto a Dios rezare para que este sacerdote se arrepienta y Dios hable a traves de el. Si se arrepiente Dios en su infinita misericordia lo perdonara.

    1. ¿Y usted en que respalda tales aseveraciones? Cuenta usted con mejores fuentes que las del papa Pio XII quien puso esta devoción, incluyendo las apariciones y los escritos de Sor Faustina, en el Index Librorum Prohibitorum (Índice de Libros Prohibidos)?

      ¿Se ha tomado la molestia de leer sobre el veredicto que diese el Santo Oficio, no una, sino dos veces, sobre todo lo relacionado con esta devoción antes del CVII?
      Las conclusiones del Santo Oficio fueron:

      – No hay evidencia del origen sobrenatural de estas revelaciones.
      – No se debe instituir ninguna fiesta de la Divina Misericordia.
      – Se prohíbe difundir escritos que difundan esta devoción bajo la forma recibida por Sor Faustina, así como la imagen típica de la misma.

      Fue el mismo papa Pio XII quien ordenó retirar de exhibición pública todas las imágenes relacionadas con esta «devoción».

      Cada vez que una «nueva» devoción surja y presente «novedades» y «enseñanzas» que modifican por lo menos en algo, por más diminuto que sea, la verdadera enseñanza de la Iglesia Católica, usted está en todo el derecho de rechazarla. Las enseñanzas de Cristo no cambian dependiendo de las épocas, de los sacerdotes que las «interpreten», ni mucho menos por antojos personales de buscarse un Dios o devoción a la medida de cada quien.

      Su opinión personal no está por encima de las enseñanzas de la Iglesia Católica ni las de Cristo, ni mucho menos el hecho de tener un concepto trastocado de las mismas, le da derecho a opinar o de juzgarlas. Sea responsable con usted misma e infórmese primero.

      Dios la guarde, la Virgen Santísima la proteja y el buen San José la guíe siempre.

  3. Entiendo que es un sacerdote quien hace este escrito y siento verguenza y tristeza xq de todas sus explicaciones solo hay mucho raciocinio y no me hace percibir mas que soberbia. Yo tuve una experiencia en medio de una depresion muy fuerte. Yo tuve la gracias de ver al Cristo de la divina Misericordia mientras me operaban y no era ni devota ni nada. A las justas estaba bautizada. Una semana despues de mi operacion descubrí las estampitas de esta devoción pero nunca investigué como ahora. Y me apena mucho que haya gente tan cerrada que no sea capaz de aceptarla siquiera y juzgan creo yo mas bien por envidio de no sentir o ver nada sobre natural.

    1. Recuerde que Dios siempre responde a nuestras oraciones. Siempre se reciben gracias por sus oraciones, pero eso no quiere decir que esta devoción (condenada por dos Papas) sea válida. Recuerde que estuvo en el Indice de libros prohibidos por las razones que se explican en el articulo.
      El problema con «La Divina Misericordia» es que ha desplazado a una devoción muy reconocida y recomendada como la del Sagrado Corazón de Jesús, devoción que demandaba oración, penitencia, además de la práctica de la reparación de los 9 primeros viernes de cada mes y en la que no se ha encontrado ni un solo error, ni en la devoción ni en los mensajes a Santa Margarita María de Alacoque.
      El sentimentalismo no es parte de nuestra fe. Si bien es cierto se dice que la fe ha de ser «ciega», san Pablo nos recuerda que «sin la resurrección sería vana nuestra fe». Es decir, no se puede creer por puro sentimentalismo. Para San Pablo, predomina la razón y eso esta fuera de discusión. Mientras que la devoción a la Divina Misericordia se centra en el hombre (la misericordia de Dios al hombre) la del Sagrado Corazón de Jesús se centra en la penitencia y en la reparación por las ofensas que se cometen a diario contra Nuestro Señor.
      Recuerde que el maligno es capaz de sostener mil verdades, con tal de que entre ellas, pueda pasar alguna mentira. Pídale usted a Dios el discernimiento del caso.
      Que Dios le guarde, la Santísima Virgen María le proteja y el buen San José le guíe siempre.

  4. Que Dios nos nos libre de todo mal y k su espiritu nos guie siempre, el siempre nos recuerda k nuestra fe es la k nos va a salvar, y si en el ponemos nuestra fe, ahi es donde esta su gran misericordia hacia nosotros. Dios bendiga a todos.

  5. Es fácil. El Papa San Juan Pablo II vio que la devoción es buena para los hombres y por eso la aprobó e instituyó el Domingo de la Misericordia.

    Las devociones no son obligatorias seguirlas. Si alguien no se siente bien con ellas, pues que no las practique.

    Las revelaciones privadas, no son dogmas de fe, así que no estamos obligados a seguirlas, y por no seguirlas no nos vamos a condenar.

    Estoy de acuerdo con el Padre que ha escrito el artículo cuando dice que sin arrepentimiento y sin cumplir la penitencia no hay perdón, pero también sé que la Misericordia de Dios no tiene quién le gane.

    Así que, cumplamos la voluntad de Dios y pidámosle a los Papas Pio XII, San Juan XXIII, San Juan Pablo II y a Santa Fauistina que orate pro nobis.

  6. Se me olvidó mencionar un escrito que sale en EWTN, por Frank Morera:

    «Hola Sergio. Mas tarde se hizo una revisión suprimiendo lo que confesores y autores habían agregado al Diario y se levanto esta prohibición y se canonizo a Sor Faustina y ademas se instituyo un fiesta Litúrgica para esta devoción, para confirmar esto el Papa que hizo todo esto murió un día de la Misericordia.Bendiciones+

    COPYRIGHT 2019»

    http://ewtn.com/v/experts/showmessage.asp?Pgnu=1&Pg=Forum24&recnu=1&number=646321

    1. Lo que menciona Frank Morera -equivocadamente- es que hubieron «agregados» al diario, cosa que no es del todo cierta. La razón que en su momento se argumentó -por parte de quienes apoyan esta devoción-, fue que hubieron «errores de traducción», la que es también, por lo menos, errónea.

      Como lo menciona al artículo: dos Papas (con comisiones investigadoras y todo) concluyeron que no constaba el origen sobrenatural y encontraron además múltiples inconsistencias son la Sana Doctrina de la Iglesia. ¿Por qué? Porque su coronilla se convertía en una suerte de nuevo súper sacramento para el perdón de los pecados. (Ese concepto tiene por lo menos un tufillo a «pentacostalismo» o «americanismo»)

      Hoy en día, mucha gente -sin culpa mayor que la de no informase adecuadamente- cree en esta devoción, sin saber que fue prohibida en dos ocasiones.

      El señor Frank Morera es un gran apologista, pero (lo que es completamente normal) no conoce sobre todos los temas que se le preguntan. El intenta hacer las cosas lo mejor que puede. De eso estoy seguro.

      No se trata «de sentirse bien» o «mal» con una devoción para practicarla o no. Usted está en un grave error. Esto de «Las revelaciones privadas, no son dogmas de fe, así que no estamos obligados a seguirlas, y por no seguirlas no nos vamos a condenar» es cierto solo si la revelación no contiene errores. Si los tiene, usted esta llamado a rechazarla y resistirla. Se lo digo filialmente.

      Si usted cree que cumple la «voluntad de Dios» por seguir una devoción cuestionada y que -a todas luces- no resiste la menor critica, allá usted. Nadie puede obligarlo a pensar diferente. Mas, no lleve a otros a cometer su mismo error.

      Lo que sí es voluntad, de Dios es que el hombre sea capaz de discernir siempre la verdad. Entre el bien y el mal. Usted está llamado a discernir no a seguir (sobre todo en estos tiempos claro está). La verdad resiste cualquier cuestionamiento. Esa imagen de Dios que cual cupido, dispara flechas cargadas de «misericordina» a diestra y siniestra, le ha hecho mucho daño a la Iglesia.

      La misericordia de Dios requiere de contrición, arrepentimiento, penitencia, reparación, humildad. Dios no la da de gratis, mucho menos a quienes NO tienen en su corazón o voluntad, la intención de ENMENDARSE y dejar de ofenderle. Se lo digo filialmente.

      Que Dios lo guarde, la Santísima Virgen María le proteja y el buen San José le guie siempre.

      1. Esto es tu opinión, sin ningún fundamento :
        «porque su coronilla se convertía en una suerte de nuevo súper sacramento para el perdón de los pecados»

        Demuéstrame con la Biblia en el que Dios diga textualmente que la misericordia de Dios no la da gratis y ademas que su misericordia es limitada , tal como lo has descrito en tu articulo y en tus comentarios:

        «La misericordia de Dios requiere de contrición, arrepentimiento, penitencia, reparación, humildad. Dios no la da de gratis, mucho menos a quienes NO tienen en su corazón o voluntad, la intención de ENMENDARSE y dejar de ofenderle. Se lo digo filialmente.»

        Te puedo demostrar con la Biblia no con mis palabras o mis opiniones que Dios si es misericordioso , y su misericordia es infinita tanto así que envió a su Hijo unigénito al mundo para el perdón de los pecados:

        Hebreos 4:16
        Porque tanto amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna.

        Mateo 9:13
        Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor por nosotros, nos dio vida con Cristo, aun cuando estábamos muertos en pecados. ¡Por gracia ustedes han sido salvados!

        Isaías 30:18
        Por eso el Señor los espera, para tenerles piedad;
        por eso se levanta para mostrarles compasión.
        Porque el Señor es un Dios de justicia.
        ¡Dichosos todos los que en él esperan!

        Romanos 12:1
        Por lo tanto, hermanos, tomando en cuenta la misericordia de Dios, les ruego que cada uno de ustedes, en adoración espiritual, ofrezca su cuerpo como sacrificio vivo, santo y agradable a Dios.

        La devoción establecida por el sucesor de Pedro el Santo Papa Juan Pablo II, fue establecida y se debe respetar.

        Los mensajes de Santa Faustina, en ningún caso pretenden cambiar la doctrina del Señor Jesucristo, todo lo contrario, se enmarca completamente en el evangelio y en la divina misericordia de nuestro Señor Jesucristo, ahora si tu no lo crees es una opinión personal.

        Solo recuerda Mateo 16:18
        ‘Y a ti te daré las llaves del reino de los cielos; y todo lo que atares en la tierra será atado en los cielos; y todo lo que desatares en la tierra será desatado en los cielos. ‘
        S. Mateo 16:19
        https://my.bible.com/bible/149/MAT.16.19

        Es decir todo lo que el Sucesor estipule necesario así quedara establecido, si el Papa estableció la devoción de la divina misericordia, es por autoridad de Dios.

        Ahora que creas o no es un tema de cada uno, pero recuerda que le debes obediencia al Sucesor de Pedro.

  7. Si el Papa San Juan Pablo II lo aprobó, es por que vio que era bueno.
    Y como dije antes. No estamos obligados a creer, y si creemos o no creemos, no nos hace más sabios ni santos que los demás.
    El que sea devoto de la Divina Misericordia de Santa Faustina, no peca, pues ha sido aprobada por la Iglesia.
    Peca el que tome toda devoción, reliquia o sacramental como amuletos.
    Por eso hay que estar con los ojos muy abiertos para no caer en las garras del enemigo.

    1. Siguiendo su propio argumento: Si dos Papas la prohibieron es que vieron que era mala…pero de eso no se trata. Creo que no entendió nada de lo que le expliqué: No es cuestión de una decisión personal.

      Si entiende usted que es enseñanza de la Iglesia Católica que la misericordia de Dios NO es incondicional? El error central de la Divina Misericordia, es justamente ese, la promesa de muchas recompensas espirituales, sin necesidad de penitencia, de reparación, ninguna mención de ninguna condición. Lo que le he dicho no es mi opinión personal. Es enseñanza de la Iglesia Católica de siempre.

      Descubra su fe (tampoco se trata de que me crea a mí), consolide su fe, póngala en contraste con la mentada devoción y saque usted sus propias conclusiones. Entonces entenderá el empleo de la palabra «rechazar» y «resistir».

      Es el mejor consejo que lo puedo dar.

    1. Antiguamente, se decía: Roma Locuta, Causa Finita! Luego del pronunciamiento oficial de la Iglesia sobre un tema, no había nada que hacer ni decir. Enorme contraste con nuestros días en los que hay tantas versiones de un tema, como personas discutiéndolo.
      La pregunta aquí no es si Juan Pablo II se equivocó o no. Los errores e inconsistencias de la mentada devoción con la doctrina católica, siguen siendo los mismos. No han cambiado. La pregunta lógica sería: ¿por qué a pesar de la prohibición de dos Papas se procedió a aprobar esta devoción?.

      Pero no se complique más. Haga conforme usted cree en su corazón. Si usted obra el mal teniendo la certeza de que hace el bien, Dios verá mismo en su corazón. Ahora, muy diferente es obrar el mal con plena conciencia de lo que se hace ( por lo menos teniendo una pequeña duda).

      ¿Usted que cree?

  8. Yo me había retirado de la iglesia católica porque no estaba muy conforme y decidí ir a la iglesia pentecostal la cual tampoco me lleno y cuando vi que el Papa era argentino como en mi caso decidí regresar al catolicismo y sentí un cambio en mí, pero al leer este articulo de la divina misericordia de la cual soy devoto estoy quizás mas confundido que antes

    1. ¿Cómo es que por una devoción se viene abajo toda su fe? Estamos muy mal.
      Permítame repetirle lo que muchas veces antes se ha dicho: Usted no tiene que creer en ninguna «revelación privada» para ser buen cristiano. Usted puede dejarlas de lado a todas y ser un excelente Cristiano. Usted no tiene que concordar con lo vertido en este artículo. Sí usted cree que el mismo está equivocado, puede practicar esta devoción conforme le dicte su conciencia.
      Conozca más a su Iglesia, tan rica en historia, tradición y doctrina. Ya sabe lo que reza el dicho: Católico ignorante, futuro protestante. Si usted conociera verdaderamente su fe, no haría comentarios como el que hizo.
      Que Dios le guarde, la Santísima Virgen María le proteja y el buen San José le guié siempre.

  9. DIOS les Bendiga, Ó le Bendiga, Pues no sé quién está leyendo, Sólo escribía porque he leído un Artículo Providencialmente» Sobre la devoción a La DIVINA MISERICORDIA, Y le quería Aportar mi opinión, Ya que los comentarios han sido cerrados en el Artículo según lo pone..), Pues me explicaré lo más brevemente posib túle.., Estoy totalmente de Acuerdo en lo que se dice en el Artículo, Yo lo he leído esta noche pues hoy es 15 de Abril, fecha en que Juan Pablo II Aprobó esta devoción tras tantos años de prohibición, yo soy seglar Católica en Madrid y por La Gracia de DIOS coordinadora del Apostolado de La DIVINA MISERICORDIA en La Catedral de Madrid desde hace unos 7 Años, casi 8 pues Comenzamos en la JMJ Aquí en la Capital de España del pasado 2011.., Todos los años Perefrinamos a Cracovia para Celebrar esta Fiesta en su Santuario Central» , Y dicho ésto que Considero Importante a lo que voy a exponer, Continúo brevemente.., Ante todo y sobre todo y por La Gracia de DIOS soy Católica Tradicional, es decir, Católica y punto, «Antiherética» total!, O por lo menos lo intento..), El caso es que sí! es Verdad que el Diario contiene Afirmaciones muy! Alarmantes, Y me Alegro y Agradezco que las dé usted a Conocer, Porque nada ni nadie! Se puede anteponer a la Doctrina de CRISTO, Muy Clara en El Evangelio y en La Escritura de DIOS TRINO, Entonces la Conclusión muy evidente para mi pobre persona es que ya bien ó la Traducción, o personas implicadas ó ya bien la propia Santa, que no quita que lo sea) Tenía grandes infecciones e interferencias satánicas, dicho con todas las letras…, Y Alguien como hace usted lo tenía que decir, Todo lo que ha señalado es pura y Santa Verdad, DIOS no echa flores» a nadie, no lo hizo ni con su Madre!, Y menos a quién las escribe.., Por supuesto que MARÍA INMACULADA es fuera de duda!! La Criatura más unida A DIOS por su Concepción, Pero también San José, Santa Ana, San Juan Bautista, los Sacerdotes en Gracia y etc, etc.., Hay una lista muy! Larga antes de una simple» Monja.., Y ya como Colofón» lo de LA SAGRADA FORMA…, Ni SU MADRE LE Tocó..!! La MADRE de DIOS Recibía La COMUNIÓN de SU HIJO de Manos de Sacerdotes, Apóstoles del SEÑOR..!, Luego es una Aberración! Y no se puede Confiar ó Creer + a ninguna criatura más que Al MISMÍSIMO DIOS, De Ahí de hecho decir » JESÚS yo CONFÍO en TÍ».., La Escritura nos dice » Maldito el hombre que Confía en otro hombre..», Y lo mismo con un Papa, Anda que no ha habido Papas Y Anti papas en La Iglesia..!, SÓLO CRISTO ES EL SEÑOR..!, En Resumen, Personalmente yo Ahora dirijo la Coronilla pero no leo muchos extractos del Diario ni en Público ni en privado ni difundo ó Recomiendo su lectura, DEO Gratias.., Ahora Bien, Sobre La Imagen entiendo que Es La Devoción del SAGRADO CORAZÓN Llevada A CONSUMACIÓN Pues La Escritura nos dice a través del Apóstol Juan que al SER TRASPASADO CRISTO Brotaron LA SANGRE Y AGUA Y que Mirarán al que TRASPASARON», Luego La Imagen me encanta, Y ÉSE ROSTRO de JESÚS ES EL + BELLO que he visto, UNA MIRADA de AMOR SAGRADO Y PERFECTO que no Puedo describir.., Y La Oración es La MISA» para el que no es Sacerdote, Ofrecer A DIOS Nuestro PADRE A SU HIJO JESUCRISTO como Propiciación por nuestros pecados me Parece necesario! , Pero es verdad que La Iglesia ha ido a mucho peor» desde ésta Aprobación hace 41 Años…, Coincidencia..?, No lo sé.., DIOS nunca hierra los tiros», En Fin!, Mil Gracias por todo..! Rezaré Santos Rosarios Y Sagradas Coronillas para que siga usted siendo Fiel a La SANTA VERDAD..!

    1. Decidí publicar su comentario pues creo que condensa lo que el artículo pretende comunicar: Informar las razones por las que la coronilla fue prohibida y solamente eso.Creo que ha habido algo de confusión sobre el tema. El mismo sacerdote lo aclara, dice no encontrar error alguno en la oración pero si en los textos de Sor Faustina. Más sin embargo, es necesario aclarar las razones por las que fue prohibida por dos Papas. Este blog, por supuesto que no tiene ninguna autoridad (sería ridículo siquiera pensarlo) para prohibir ninguna devoción, pero siendo el veredicto de dos Papas, que no consta el origen sobrenatural de la misma, preferimos no publicar la coronilla. Eso es todo. Gracias por su valioso aporte, con el que doy por cerrados los comentarios en esta entrada de blog.
      Dios la guarde, la Santísima Virgen la proteja y el buen San José le guie siempre.

Los comentarios se han cerrado.