La razón por la que se representa al Espíritu Santo como una paloma

Es en el Nuevo testamento donde se hace mención especifica del Espíritu Santo, manifestándose bajo la forma de una paloma. Esto hecho tiene lugar durante el bautismo de Jesús en las aguas del rio Jordán tal y como se describe en Lucas 3, 21:

Sucedió que cuando todo el pueblo estaba bautizándose, bautizado también Jesús y puesto en oración, se abrió el cielo, y bajó sobre él el Espíritu Santo en forma corporal, como una paloma; y vino una voz del cielo: «Tú eres mi hijo; yo hoy te he engendrado.»

¿Por qué una paloma?

En el Antiguo Testamento, más precisamente en el libro de Génesis 1, 2, se hace mención del Espíritu de Dios, que “aleteando” pasa sobre las aguas en el momento mismo de la creación del universo:

“En el principio creó Dios los cielos y la tierra. La tierra era caos y confusión y oscuridad por encima del abismo, y el Espiritú de Dios aleteaba por encima de las aguas.”

En algunas traducciones de la Biblia, se reemplaza “El Espíritu de Dios” por “el Viento de Dios”, sobreentendiéndose que “viento” hace referencia a “espíritu”.

Luego, en el episodio Bíblico que narra la historia del Diluvio Universal, Noe desde el arca, envía una paloma en busca de tierra firme. La paloma no regresó sino hasta la tarde llevando en su pico un ramo de olivo:

Aún esperó otros siete días y volvió a soltar la paloma fuera del arca. La paloma vino al atardecer, y he aquí que traía en el pico un ramo verde de olivo, por donde conoció Noé que habían disminuido las aguas de encima de la tierra.

(Génesis 8,11)

Los eruditos encuentran que este episodio está directamente conectado con el bautismo de Jesús, porque el diluvio es visto en el cristianismo como un tipo o prefiguración del bautismo. Lo mismo sucede con el episodio del paso del pueblo Judío a través de las aguas del mar muerto, gracias al portento conocido como “La División de las aguas”. Esto, prefigura lo necesario de pasar por ellas para llegar a la salvación.

Detalle de La Pedraja de Portillo en la provincia de Valladolid (España). Retablo mayor parte central de ático de iglesia de la Asunción. Es una gloria con orla de serafines y adornos en cuyo centro se ve la paloma simbólica del Espíritu Santo. Wikimedia Commons.

Además de todo lo mencionado hay un contexto adicional, no bíblico, que tiene que ver más con lo pagano. En muchos pueblos antiguos, las palomas eran empleadas como representación de lo divino, así de esta manera, es muy común encontrar deidades paganas acompañadas de palomas.

Debido a todo esto, resulta bastante normal que en los días del Nuevo Testamento, la imagen de la paloma, estuviese fuertemente asociada a Dios, y como hemos visto, más específicamente a Su espíritu.

La Paloma en el arte Cristiano

Bautismo de Cristo realizado por Juan Sánchez Cotán para la Cartuja de Granada. España. Wikimedia Commons. Dominio Público.

Es en la primera mitad del siglo III en que comienza a usarse a la paloma en las representaciones del Bautismo de Jesús, donde, siguiendo el texto evangélico,​ representa al Espíritu Santo. Esta identificación de la paloma con el Espíritu Santo será frecuente y se prolonga a lo largo de toda la historia del arte cristiano.

La paloma aparece en el arte cristiano no sólo en el bautismo de Jesús, sino también en varios episodios bíblicos como la Anunciación, cuando María recibió la noticia de que iba a llevar al Hijo de Dios.

La Anunciación del pintor Español Murillo. Wikimedia Commons / Dominio Público.

Algunos de los primeros tabernáculos que contenían la Eucaristía estaban diseñados con la forma de una paloma suspendida sobre el altar. La paloma, con sus puras plumas blancas, eleva la mente a la pureza de Dios, y su aleteo en el aire nos recuerda los muchos movimientos del Espíritu Santo en nuestra alma. Es una imagen hermosa, que perdurado a lo largo de los siglos.

Fuentes

https://es.aleteia.org/2017/06/04/por-que-el-espiritu-santo-se-representa-con-una-paloma/
https://es.wikipedia.org/wiki/Paloma_(tema_iconogr%C3%A1

fico)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *