La Gruta de la leche: El lugar donde Nuestra Señora amamantó al pequeño Jesús

La huida de la Sagrada Familia a Egipto. Imagen: Creative Commons.

La huida de la Sagrada Familia a Egipto, tuvo lugar luego de que un ángel enviado por Dios visitó a San José, advirtiéndole en sus sueños que el rey Herodes buscaba al recién nacido niño Jesús, el futuro Rey, para matarlo, pues de esta manera deseaba proteger su trono. San José, obedeciendo el mandato de Dios, tomo a María y al Niño y se dirigió rumbo a Egipto. Durante el viaje, y mientras tenía lugar el terrible infanticidio ordenado por Herodes, encontraron refugio temporal en una pequeña gruta, conocida hoy en día como la Milagrosa Gruta de la Leche.

“Cuando se fueron, he aquí, el ángel del Señor se le apareció a José en un sueño y le dijo:” Levántate, toma al niño y a su madre, huye a Egipto, y quédate allí hasta que yo te diga. Herodes buscará al niño para matarlo. “José se levantó y tomó al niño y a su madre de noche y se fue a Egipto”

Mateo 2: 13-14

Si bien es cierto, la historia de la estadía de la Sagrada Familia de Nazaret en esta gruta no se registra en las Sagradas Escrituras, ha llegado hasta nuestros días gracias a la tradición. Esta nos deja saber que fue en este lugar donde la Sagrada Familia hizo un breve alto para luego proseguir el viaje a Egipto. Mientras la Virgen María amamantaba al hambriento Niño Jesús, una sola gota de leche de María cayó al suelo dentro de la gruta, y la piedra caliza cambió milagrosamente de su color marrón amarillento original a un blanco puro.

El polvo blanco que la gente rasca de las paredes para llevárselo a casa. Crédito de la imagen: Fundación Tierra Santa.

La Gruta de la Leche se convirtió rápidamente en un lugar de peregrinación para los primeros cristianos, quienes creían que mezclando la suave tiza blanca de la cueva con su comida o bebida mejorarían su fertilidad y la producción de leche en las madres lactantes. Las parejas que tienen problemas para concebir viajan (incluso hoy en día)  hasta la Gruta de Leche con la esperanza de que el polvo blanco les ayude a tener un hijo.

A fines del siglo IV, se construyó una pequeña capilla alrededor de la cueva para mostrar reverencia a este lugar visitado por la Sagrada Familia.

Interior de la Gruta de la Leche. Imagen: Fundación Tierra Santa.

En 1872, la actual Capilla de la Gruta de la Leche se construyó sobre el sitio de la capilla original del siglo IV. La capilla se encuentra en Belén,  a poca distancia al sur de la Iglesia de la Natividad.

Hoy, los peregrinos que visitan la Gruta de la Leche pueden recibir unas pequeñas bolsas de “leche en polvo” preparadas los frailes custodios de la gruta. Las parejas que buscan beneficiarse siguen una devoción de cuarenta días, que incluye el beber una pequeña cantidad del polvo todos los días y decir una oración diaria pidiendo fertilidad. Cada año, los frailes reciben fotos de niños recién nacidos y cartas de miles de parejas que atestiguan la naturaleza milagrosa del polvo y cómo les ayudó a concebir.

Testimonios superan los 4,000 en sólo doce años


Durante los últimos doce años, el hermano Lawrence Bode, franciscano y custodio de la basílica, ha llevando un meticuloso registro que conserva unas 4000 cartas, las que acompañadas de fotografías, han sido enviadas por aquellas parejas milagrosamente favorecidas con el regalo de la fertilidad, quienes atribuyen el milagro al “polvo de leche”.

El hermano Lawrence recibe continuamente las alegres noticias de que los fieles que siguen la devoción consiguen el embarazo que buscaban y calcula que puede haber el doble de niños nacidos cuyos padres no les han escrito. Conserva todas las cartas y fotos en tres archivadores blancos y negros y ahora va ya por el décimo archivador.

¡Cuidado: “usar como se indica”!

Entre los últimos bebés hay un par de gemelos. “(La pasada semana) fui al apartado de correos y había una decena de fotos de bebés”, dice: “La gente reza para curarse, para poder tener un niño y ser madre. Cada dos días tenemos un niño. Es un sitio maravilloso para trabajar, trayendo niños en todo el mundo. Es una evidencia tangible del milagro. Las cartas son el testimonio”.

De hecho, las cartas y fotos de los archivadores y las que decoran casi dos paredes de su pequeña oficina junto a la basílica provienen de las cuatro esquinas del mundo: Brasil, Argentina, India, Filipinas, México, Estados Unidos, Canadá, Alemania, Sri Lanka, Bermudas, Irlanda y España. En los últimos tiempos el hermano Lawrence dice que también ha recibido cartas de Taiwán y China.

Cartas y milagros de todo el mundo

Todas las cartas relatan las dificultades de las parejas para concebir. Una mujer y su marido escribían desde la India que habían intentando concebir durante veinte años. El marido escribía sobre su inmensa alegría cuando nació una niña después de practicar esta devoción. Un pastor episcopaliano de los Estados Unidos escribió sobre los seis años que él y su mujer habían intentado concebir y enviaba una fotografía suya mostrando orgulloso a su recién nacido en el pecho. Desde Argentina, una joven escribía sobre el nacimiento de su hija tras diez meses intentando concebir. Numerosas parejas envían sus fotos como agradecimiento por el favor de la fecundidad.

No sólo para concebir

Algunas cartas atribuyen también al “polvo de leche” otros milagros, como curaciones del cáncer, de la ceguera y de parálisis.

“Es un sentimiento maravilloso saber que hay esperanza para las parejas, para personas enfermas, incluso para gente que ha perdido la fe. Rezo todos los días de mi vida por las personas que siguen esta devoción”, comenta el hermano Lawrence: “Es una prueba de que Dios existe. Estamos hablando de milagros. En estos días, hablas de milagros y la gente no te cree”.

Algunas personas, como los padres de los cuatrillizos y los padres de una niña de un pueblo del norte de Galilea que estaba en coma, han incluso traído a sus hijos al santuario a dar gracias, señala.

 

Tener Fe en María es tener fe en su Hijo

Devoto de la Virgen María desde mucho antes de entrar en la vida religiosa, el hermano Lawrence dijo que su devoción se ha triplicado desde que se unió a su orden.

“Hay un cierto número de oraciones que tengo que rezar a la Virgen María todos los días… o no soy un hombre feliz”, añade sonriendo: “Ponemos nuestra fe en Jesús. Ponemos nuestra fe en su madre”.

Hay polvo para cien años

En algunos puntos de la gruta, unos agujeros en el techo del ancho de un dedo evidencian que, con el paso de los años, la gente ha rascado para llevarse polvo a casa. De hecho, el hermano Lawrence dice que tienen que vigilar que la gente no intente rascar el polvo del techo. Recientemente, dice, un visitante intentó arrancar trozos de la piedra con un paraguas.

Indicaciones para usar los polvos de la Gruta de la Leche

Devoción a Nuestra Señora de la Leche. Por el don de sanación de problemas maternos.

(Estas son las indicaciones que aparecen en la hojita que los franciscanos facilitan junto con las bolsitas que venden de polvo de la Gruta de la Leche)

Conservar un pequeño pedazo de la piedra en caso que se acabe el polvo, de este modo podrán todavía continuar la devoción, teniendo la piedra en mano. El resto de las piedras se reduce en polvo, un poquito cada vez que se necesite, usando la punta de un alfiler, luego mezclarlo con un vaso de agua o leche y beber el preparado, esposa y marido juntos. Si son católicos recen el tercer misterio gozoso de Santo Rosario: “El nacimiento de Jesús en Belén”, un Padrenuestro y diez Ave Marías pidiendo a la Virgen de la Gruta de la Leche que interceda al Señor para que sane sus enfermedades y así puedan tener hijos. Practicar esta devoción cada día para que el niño nazca. Si , marido y mujer, no fueran católicos, rezar simplemente a la Virgen, para que sean sanados. Si el marido no quisiera practicar esta devoción, lo haga solamente la mujer.
Si, con ayuda de esta devoción se recibe el don de un bebé, se les ruega gentilmente que nos envíen una fotografía de la familia con el neonato y, adjunto, un testimonio escrito del milagro ocurrido, de este modo podremos sumarla a la colección de los “Niños Milagros”. Le pedimos también que recuerden en sus oraciones a los cónyuges que están practicando esta devoción, y estén seguros ellos también lo hacen por Uds.
Que el Señor con su Divina Misericordia y a través de la intercesión de Santa María Virgen de la Gruta de la Leche, conceda a Uds. uno de sus “pequeños milagros”. Amén.
N.B. Se puede practicar esta devoción para obtener la sanación de otras enfermedades.

 

Fuentes

The Miraculous Grotto Where Mary Breastfed Jesus

https://fundaciontierrasanta.es/2016/01/18/cuatro-mil-problemas-de-fecundidad-resueltos-en-la-gruta-de-la-leche-de-belen-en-los-ultimos-12-anos/

4 Comments on “La Gruta de la leche: El lugar donde Nuestra Señora amamantó al pequeño Jesús”

  1. Yo soy testimonio de q la virgen de la gruta de la elche funciona..hice la orqcion y tome el polvo y mi bebe tiene hoy 3 meses. No se a que direccion en jerusalen enviar mi testimonio y la foto de mi milagrito pero aca doy testimonio

  2. Hola..
    Como puedo conseguir el polvo de la gruta de la virgen de la leche… soy de Perú.. por favor si me dan información. Gracias.

    1. Hay muchos lugares que lo venden online, solo busque “venta polvo de la gruta de la leche”. Pero me imagino que la mejor manera de cerciorarse, obteniéndolo personalmente en la gruta o por medio de alguna amistad.

  3. Hermano Lawrence me gustaria pedirle que me ayude a ayudar a muchas chicas en Mexico que no tienen al alcance los medios para conseguir el milagroso polvo de la Gruta de Belen por favor ayudeme a ayudar a los enfermos y enfermas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *