Josef Seifert: Francisco caerá en una “gran herejía” si aprueba la anticoncepción

(LifeSiteNews) – Si el Papa Francisco acepta cualquier desviación de las enseñanzas  contenidas en la encíclica Humanae Vitae,  permitiendo el uso de anticonceptivos o negando el mal intrínseco de su uso, estaría respaldando “un error ético total y una gran herejía” “,  dijo el renombrado filósofo católico Josef Seifert.

La doctrina expresada en la histórica encíclica del Papa Pablo VI, que refuerza la enseñanza perenne de la Iglesia sobre la inmoralidad intrínseca del control de la natalidad artificial, no se puede cambiar, recalcaron Seifert y otros teólogos.

Seifert,  presidente de la nueva Academia Juan Pablo II para la Vida Humana y la Familia y amigo personal del difunto San Juan Pablo II,  fue uno de los eruditos contactados por el National Catholic Register para evaluar   la reciente ofensiva que pretende  “reinterpretar” o revisar Humanae Vitae.

La doctrina no puede negarse  ni contradice a sí misma

La doctrina que ha sido proclamada definitivamente no puede cambiarse en el sentido de negar o contradecir lo que se ha enseñado, o al afirmar lo que es incompatible con tal verdad“, dijo el padre George Woodall, profesor de teología moral en el Pontificio Regina Apostolorum Athenaeum en Roma.

Si hubiera un desarrollo auténtico de la doctrina, esto no conllevaría ni implicaría ninguna de estas posibilidades, sino que profundizaría algún punto particular de la doctrina anterior, manteniendo intacta esa doctrina“.

A principios de este año, Chiodi, profesor de teología moral en la Universidad del Norte de Italia en Milán, disputó las enseñanzas de la Iglesia de que el uso de anticonceptivos era intrínsecamente malo y argumentó a favor del uso de anticonceptivos en algunos casos (se percibe el tufillo de Amoris Laetitia), diciendo que sería un acto de “responsabilidad”. Chiodi basó su argumento en Amoris Laetitia.

Una ruptura radical con la enseñanza de la Iglesia

La teoría de Chiodi es “totalmente inadmisible y una ruptura radical con la enseñanza de la Iglesia“, dijo Seifert. “Si el Papa aceptara estos cambios, aceptaría un error ético total y una gran herejía“, dijo. “Cualquier católico debe rezar para que el Papa rechace este ‘nuevo paradigma’ que no es otra cosa que un viejo error ético y la misma destrucción de las enseñanzas morales de la Iglesia”.

Seifert dijo que un ejemplo de desarrollo o explicación aceptable de la doctrina, sería demostrar que la separación del significado procreativo y unitivo del acto matrimonial, no es la única razón por la que el uso de anticonceptivos es incorrecto, y deben desarrollarse otras razones que demuestren su inmoralidad.

Esto no cambiaría las enseñanzas de Humanae Vitae, y mucho menos un cambio de la verdad eterna que proclama“, dijo, “sino una complementación y conclusión de su argumentación en favor de la verdad inviolable de que la anticoncepción es intrínsecamente errónea“.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *