John-Henry Westen responde a las diatribas de James Martin

Laico John-Henry Westen responde al  jesuita James Martin: “Odio es no decirle al LGBT que el sexo gay lleva al infierno”

DUBLÍN, Irlanda / (LifeSiteNews) – No decirle a los católicos que se identifican como LGBT que los actos homosexuales los llevarán al infierno en realidad les está mostrando odio. Este fue el valiente mensaje enviado el miércoles en la conferencia de familia que se celebró simultáneamente con el Encuentro Mundial de Familias del Vaticano (WMOF), que afirma la homosexualidad en Dublín, Irlanda esta semana.

Decirle la verdad a los católicos LGBT es urgente, dijo el cofundador y jefe editor de LifeSiteNews, John-Henry Westen, porque decidimos a dónde vamos por la eternidad por nuestras elecciones y acciones durante nuestras vidas.

Esa es la gravedad de lo que estamos tratando aquí”, dijo Westen. “Y esa es la responsabilidad que tenemos y debemos transmitir a todos en nuestras vidas que están afligidos por la confusión sexual“.

Odio es no decirles a los católicos LGBT que el sexo gay lleva al infierno”, dijo a los asistentes a la “Conferencia de familias Católicas”, un evento que fue planeado como alternativa al Encuentreo Mundial de las Familias (WMOF por sus siglas en inglés).

Westen destacó a la audiencia, que a no mas de 10 minutos de camino a pie de la sede de la Conferencia, el padre jesuita James Martin estaría enviando el mensaje a las familias católicas en la WMOF presentado por el Vaticano, de que la homosexualidad y el transgenerismo son normales y deberían ser bienvenidas como tales en la vida de la Iglesia.

De hecho, el consejero del Vaticano y sacerdote jesuita a favor de la LGBT James Martin, dijo a los participantes en el WMOF hoy que los homosexuales y sus familias deben ser bienvenidos en las parroquias e “invitados a formar parte de los ministerios parroquiales“, mencionando específicamente que pudiesen convertirse en “ministros de la eucaristía“. Pidió a los católicos que aboguen por los homosexuales.

Los católicos pro-vida y pro-familia, se indignaron porque el ubicuo sacerdote activista Gay hablaría en el evento, algunos se opusieron a él (firmando una petición para que le retiraran la invitación) o se negaron a asistir debido al escándalo que crearía la disidencia de Martin con las enseñanzas de la Iglesia sobre la sexualidad.

La aparición de Martin fue una de las muchas señales percibidas por muchos durante  los meses previos al WMOF que indicaban una afirmación LGBT enraizada en el evento.

También se incluyeron imágenes de parejas del mismo sexo y textos pro homosexuales en el material promocional de WMOF, se utilizó el lenguaje LGBT en un folleto de WMOF creado para buscar voluntarios para el evento y un video producido por los obispos irlandeses para preparar a los católicos para el WMOF.

Las preocupaciones sobre la promoción de la homosexualidad a través del WMOF llevaron al Instituto Lumen Fidei a organizar “Una Conferencia de Familias Católicas” como una alternativa  para todos aquellos católicos que desean honrar la visión de Cristo sobre el matrimonio y la vida familiar basada en la enseñanza magistral de la Iglesia.

Las cosas se pusieron color de hormiga cuando Martin, durante su presentación afirmase que es culpa de la Iglesia de que los homosexuales “se sientan como leprosos”. En realidad, es el Nuevo Testamento el que condena en forma radical la fornicación homosexual.
Agregando un insulto a la burla, Martin añadió: “la mayoría de los católicos L.G.B.T. han sido profundamente lastimados por la Iglesia”.

A esto, el cofundador y editor en jefe del reconocido portal pro-vida, LifesiteNews respondio de manera valiente:

Es un odio no decirles a los católicos atraídos por el mismo sexo que el sexo gay lleva al infierno.

Westen señaló que son muchos los estudios que demuestran los efectos perjudiciales que este desorden tiene sobre el cuerpo, la mente y las emociones, exposición a las  enfermedades de transmisión sexual, incluida una reducción de la vida útil en 20 años.

Este estilo de vida daña tu cuerpo, tu mente y tu corazón, pero también daña tu alma“, dijo Westen. “Y es odio no decirle eso a las personas atraídas por el mismo sexo“.

“No debemos callar más”, dijo Westen. “No debemos permitir que los abusadores de nuestros hijos tengan el pedestal ya que tienen a 10 minutos de distancia”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *