Gobierno local Chino arrasa iglesia católica en Qianyang (video)

(AsiaNews).- Esta mañana, el gobierno de Qianyang (Shaanxi) en el noroeste de China, arrasó la única parroquia de la ciudad. Una excavadora redujo el edificio de dos pisos a escombros bajo la supervisión de un grupo de policías.

La parroquia de Qianyang estaba ubicada en una zona muy pobre de Shaanxi y reunía a unos 2 mil católicos, todos campesinos. Fue construida con donaciones de otras comunidades en la diócesis. En el piso superior el edificio se albergaba la sala de liturgia; en la planta bajan había oficinas y la residencia de las monjas. Las hermanas ofrecían asistencia médica, visitas médicas y medicamentos a la población indigente.

Las razones de la destrucción aún no se conocen claramente.

La Diócesis de Fengxiang, dirigida hasta 2017 por Mons. Luke Li Jingfeng, tiene un carácter especial en la escena de la iglesia china: es la única diócesis donde ni los fieles ni el obispo son miembros de la Asociación Patriótica, aunque hay una Oficina de Asuntos Religiosos .

Algunos observadores piensan que la violencia contra la parroquia es una manera de forzar a la diócesis a aplicar las nuevas regulaciones religiosas y tener obispos y sacerdotes inscritos en la Asociación Patriótica.

Otros señalan que la célula comunista que preside el gobierno de Qianyang está formada por maoístas radicales, para quienes «la religión es una fantasía que debe ser erradicada».

La iglesia de Qianyang es famosa en la zona: en el pasado, según los fieles, algunos milagros se han atribuido al agua bendita en la parroquia. Desde entonces, muchos se han congregado para recibir agua bendita que se utiliza como un remedio físico y espiritual para humanos y animales.

Para algunos creyentes, la destrucción se debe a que los maoístas «miedo al agua bendita».