Formular prácticas pastorales basadas en “casos individuales” es un “truco retórico”

Formular prácticas pastorales basadas en “casos individuales” es un “truco retórico” que socava la unidad de la fe, dijo el cardenal Gerhard Müller en una entrevista publicada la semana pasada en alemán y traducida al inglés por LifeSiteNews.

“Es por eso que las declaraciones papales y episcopales sobre la recepción de los sacramentos deben prepararse de manera tan clara que sirvan a la salvación de la gente. Cristo no instituyó el Magisterio para iniciar procesos que conducen a la confusión”.

El cardenal Müller hizo los comentarios a Die Tagespost la semana pasada, reaccionando principalmente a la decisión de los obispos alemanes de abrir, en algunos casos, la Comunión a los cónyuges protestantes de católicos. LifeSiteNews informó solo extractos de la entrevista anterior del prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe a la periodista alemana Regina Einig. Sus comentarios también pueden haber sido dirigidos, en parte, hacia la exhortación Amoris Laetitia del Papa Francisco  que, debido a su ambigüedad, ha sido interpretada por muchos obispos y cardenales como la permisión para que adúlteros habituales, reciban la Comunión, lo que es contrario a la enseñanza de la Iglesia.

Cuando se le preguntó sobre el asunto de un protestante casado con un católico que recibía la Santa Comunión, Müller dijo que la Eucaristía no se le puede dar a alguien, simplemente porque la quiere:

“Ni el Papa ni nosotros los obispos podemos redefinir los sacramentos como un medio para calmar los dolores psicológicos y satisfacer las necesidades espirituales personales.”

El cardenal Müller también se pronuncio acerca de la aparente apertura del Papa Francisco, manifestada a través de sus (un tanto) confusas y vagas declaraciones , en las que parecería estar de acuerdo con que los cristianos no católicos, reciban la Sagrada Comunión. Sobre ellas, el Cardenal dijo que “no tienen peso magisterial”.

“La tarea del Papa, junto con la Congregación para la Fe, es preservar la unidad de la Iglesia en la verdad revelada. Es legítimo tener un pluralismo en teología, pero un pluralismo en la Fe es incorrecto. Porque solo hay una Fe y una Iglesia “.

El Papa podría pensar, de acuerdo con sus propios sentimientos, que su tarea no es pronunciar prohibiciones y que, más bien, debería encontrar formulaciones que atraigan a aquellos fuera de la Iglesia. Este ímpetu pastoral es bueno. [Pero] la misión y tarea del Papa, es también la de convencer a la gente sobre la Fe y conducirla a la profundidad del Evangelio según el mandato de Jesús.” agregó.

En esta misma entrevista, el cardenal Müller no solo se opuso a la decisión de los obispos alemanes de abrir la Comunión a los cónyuges protestantes de católicos, sino también, a la sugerencia planteada por los obispos alemanes de ofrecer una “bendición” para las parejas homosexuales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *