Fátima y otras advertencias similares

Catedral de Michigan. Crédito:Bad Vestments.

El descifrado Tercer Secreto de la Hermana Lucía, en el que Nuestra Señora de Fátima advierte sobre la gran Apostasía en la Iglesia, es difícil de digerir para muchos. Podrían estar de acuerdo con una “Iglesia fea”, especialmente si hacen el contraste entre las iglesias modernas y las grandes iglesias y catedrales del pasado.  Pero frases como “Iglesias del infierno”, “multitudes alabando al diablo”, un “Santo Padre con mirada maligna” son impactantes, inquietantes, no creíbles y muy difíciles de digerir para muchos.

Este exiguo apetito por lo que es desagradable es comprensible. Sin embargo, cuando miramos los hechos que la Iglesia Conciliar ha negado, entonces puede que no sea tan sorprendente. El descubrimiento hecho hace más de 10 años de que había una segunda Hermana Lucía y que los católicos habían sido engañados dieron gran credibilidad a una Iglesia infiltrada por el Progresismo capaz de estos engaños. La gente comenzó a preguntarse cuánto aún no se sabía de la historia de Fátima desde 1958.

El Nuevo Testamento nos proporciona algunas advertencias que parecen muy válidas para nuestro tiempo:

• “Por tanto, cuando veáis la abominación de la desolación, de la cual habló el profeta Daniel, en el lugar santo, el que lee, entienda” (Mt 24:15).
• “Porque se levantarán falsos Cristos y falsos profetas, y harán grandes señales y maravillas, de tal manera que engañarán aun a los escogidos”. He aquí, que os lo he dicho de antemano “(Mt 24: 24-25)
• “Pero el Hijo del hombre, cuando venga, ¿hallará, la Fe en la tierra?” (Lc 18: 8)

Otras advertencias

En los últimos siglos, han habido otras advertencias:

Anna Catherine Emmerick

Anna Catherine Emmerick recibió revelaciones que también se aplican a nuestra situación actual:

“Vi una Iglesia extraña construida contra todas las reglas … como la nueva iglesia de Roma. La Iglesia está en gran peligro. Piden algo al Papa. La doctrina protestante y la de los griegos cismáticos se extenderán por todas partes. La Iglesia está siendo astutamente socavada. Vi que muchos pastores se dejaban llevar por ideas que son peligrosas para la Iglesia”.

 

“Están construyendo una gran iglesia extraña y extravagante. Todos debían ser admitidos en ella para estar unidos y tener los mismos derechos: evangélicos, católicos, sectas de todo tipo. Tal debería ser la nueva Iglesia”.

 

“Entonces , Vi que todo lo que pertenecía al protestantismo estaba ganando gradualmente y la religión católica cayó en completa decadencia. La mayoría de los sacerdotes fueron atraídos por el deslumbrante pero falso conocimiento de los nuevos maestros , y todos ellos contribuían al trabajo de destrucción “.

 

Nuestra Señora de La Salette

El 19 de septiembre de 1846, Nuestra Señora de La Salette dijo a Melanie Calvat y Maximin Giraud: “Roma perderá la fe y se convertirá en la sede del Anticristo”.

En ese mensaje, Nuestra Señora también dijo que en el año 1864 Lucifer, junto con un gran número de demonios, serán liberados del Infierno, poco a poco abolirán la fe, incluso en personas consagradas a Dios. Los cegarán de tal manera que, a menos que sean bendecidos con una gracia especial , estas personas tomarán el espíritu de estos ángeles del Infierno; un gran número de instituciones religiosas perderán la fe por completo y harán que muchas almas se condenen.

El papa León XIII

El 25 de septiembre de 1888, después de su misa matutina, el Papa León XIII quedó inmóvil por algunos minutos para luego caer desmayado. Después de despertar, el Papa describió una conversación espantosa entre Jesucristo y el Diablo que escuchó proveniente del Tabernáculo. El Diablo se jactó de que podría destruir a la Iglesia si se le concedieran 100 años para llevar a cabo su plan. A petición del Diablo, nuestro Señor respondió: “Se te dará el tiempo y el poder”.

Para contrarrestar al Demonio, el Papa León XIII compuso la versión original Oración a San Miguel y ordenó que se recitara después de las misas simples, las cuales continuaron recitándose hasta 1934 cuando la oración se acortó y se eliminaron las partes clave. Pablo VI eliminó la oración que seguía diciéndose después de las misas simples tradicionales.

En la oración original , el Papa León XIII predijo que la gran apostasía sería dirigida desde Roma:

“Donde fueron establecidas la Sede de San Pedro y la Cátedra de la Verdad para luz de las naciones, han elevado el trono de su abominable impiedad, con su inicuo designio de que el pastor sea golpeado, y las ovejas se dispersen “.

 

El papa San Pio X

 A comienzos del siglo XX el Papa San Pío X instruyó a los católicos que ya estaban cayendo en los caminos del Modernismo, la herejía y el indiferentismo. El 4 de octubre de 1903, dijo:

“hay buenas razones para temer que esta gran perversidad sea como un anticipo, y tal vez el comienzo de aquellos males que están reservados para los últimos días, y que ya puede estar en el mundo el ‘Hijo de Perdición’ de quien el Apóstol habla en 2 Tesalonicenses 2:10. ”

El 8 de septiembre de 1907, el Papa San Pío X publicó Pascendi Dominci Gregis, que forzó a los progresistas a esconderse y ralentizó el progreso.

Nuestra Señora de Fátima

En 1917, Nuestra Señora apareció en Fátima para ayudar a salvar nuestras almas y prevenir la inminente crisis, pero los Papas no han prestado atención y se han negado a obedecer su pedido. Sobre el tema de Fátima  ya hemos tratado ampliamente en esta categoría.

La reacción de Roma

Considerando todas estas advertencias, ¿cuál fue la actitud de los Papas recientes? Se negaron a obedecer el mandato del Cielo. De hecho:

• En 1930, Pío XI se negó a consagrar a Rusia al Inmaculado Corazón de María, lo que pudo haber evitado la Segunda Guerra Mundial.

• En sus intentos de seguir el mandato de Nuestra Señora, Pío XII, (1942) en solitario, consagró el mundo al Inmaculado Corazón sin mencionar a Rusia, sin incluir a los obispos, y sin cumplir con los requisitos. El 7 de julio de 1952, consagró a Rusia pero no en unión con todos los obispos del mundo. Después de 1952, Pío XII nunca más hablaría de Fátima.

• Juan XXIII no publicó el contenido del Tercer Secreto en 1960 en contra de los deseos de Nuestra Señora de Fátima. Antes del Concilio, hizo el famoso Pacto de Moscú , el acuerdo Vaticano-Moscú, para que el Concilio Vaticano II no condenara el comunismo y para permitir la presencia de la Cismática iglesia rusa en el Concilio. Ahora bien, del comunismo se habló indirectamente en la advertencia de Nuestra Señora cuando habló sobre los “errores de Rusia”.

No mires a Roma

Juan Pablo II durante el Concilio Ecuménico de Asís, donde se compartió el Altar y los lugares Santos de Dios con apostatas, falsas religiones y diversas sectas.

• En 1957, la hermana Lucia le pidio al Padre Fuentes que le dijera al mundo que no mirase a Roma o al Santo Padre, esperando de ellos el oír un llamado a la penitencia. “Cada uno tiene que salvar su propia alma y aquellas que Dios ha puesto en su camino“.

• Pablo VI engañó al mundo en 1967 con la celebración del 50 º aniversario de Fátima con una falsa Lucía a su lado. Nunca publicó el Tercer Secreto y solo hizo un débil intento de consagrar el mundo (sin mencionar específicamente a Rusia) en la sesión de clausura del Vaticano II. En busca de una falsa paz ecuménica, eligió a las Naciones Unidas a la Madre de Dios.

• En 1982, Juan Pablo II visitó Fátima y se entrevistó con una falsa Lucía. Su sermón se centró en los intentos de Nuestra Señora de advertirnos. Sin embargo, incluso sus repetidos intentos de hacer una consagración son prueba de que sabía que no había cumplido con los pedidos de Nuestra Señora.

• Juan Pablo II visitó Fátima por segunda vez en 2000 . En su sermón advirtió que la Iglesia estaba siendo socavada. Más tarde ese año , publicó un falso tercer secreto. En efecto, repudió el mensaje de Fátima al enseñar repetidamente una forma de salvación universal, que todos los hombres pueden salvarse en sus diversas religiones porque todas contienen una verdad parcial.

• El Cardenal Joseph Ratzinger, entonces director de la Congregación para la Doctrina de la Fe (y más tarde Benedicto XVI), publicó como verdadero secreto el del “Obispo vestido de blanco “, que es un falso tercer secreto. Él nunca intentó consagrar a Rusia. Él negó que fuera de la Iglesia Católica no haya salvación. Además, a un reportero durante su vuelo de Portugal a Roma, afirmó que los mensajes de Fátima eran un producto de la imaginación de los niños.

• Francisco insultó el mensaje de Fátima ante medio millón de personas en la canonización de los dos pastores Jacinta y Francisco en Fátima el 13 de mayo del 2017 al reducir el evento a nada más que un recordatorio  de “que la luz de Dios habite dentro de nosotros y nos proteja”.

El Papa argentino raramente menciona la oración del Rosario, nunca menciona la devoción de los Cinco Primeros Sábados, y claramente no cree en el mensaje profético de Fátima sobre un castigo venidero.

¿Se estarán cumpliendo frente a nuestros ojos tantas advertencias?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *