Escocia se convierte en el primer país que exige que las escuelas enseñen LGBT

Escocia se ha convertido en el primer país del mundo en exigir que las escuelas públicas de todo el país implementen en sus currículas de estudio la ideología LGBT. El viceprimer ministro John Swinney le dijo al parlamento que el gobierno escocés ordenará a todas las escuelas estatales que “enseñen la igualdad y la inclusión LGBTI” en los diferentes grados de instrucción y en diversas materias.

Según Swinney, el gobierno escocés ha aceptado las 33 recomendaciones hechas por su Grupo de Trabajo de Educación Inclusiva LGBT, que fue creado a fines de “mejorar la experiencia de aprendizaje para los jóvenes LGBT”.

El gobierno comenzará a trabajar de inmediato e la implementación de  tales recomendaciones. Según un comunicado de prensa, el plan ha sido diseñado para ayudar a Escocia a “liderar el camino en la educación inclusiva”.

Como resultado, las escuelas deben enseñar sobre la terminología y las identidades LGBT, los prejuicios contra la comunidad LGBT, promover la “conciencia en la historia y movimientos de LGBT” y abordar temas como la homofobia, la bifobia y la transfobia.

El viceprimer ministro John Swinney dijo en su comunicado que:

“Escocia ya está considerada como uno de los países más progresistas de Europa para la igualdad LGBTI. Me complace anunciar que seremos el primer país del mundo en tener una educación inclusiva LGBT integrada en el currículo”.

Simon Calvert, el subdirector del grupo de defensa conservador Christian Institute, respondió a la noticia diciendo que los padres “no quieren ver agendas políticas controvertidas en el currículo”.

“Hay una diversidad de creencias sobre temas LGBT en Escocia. El enfoque adoptado por el gobierno escocés supone que solo hay una opinión aceptable”.

Calvert teme que los niños de familias que nosuscriban” a la opinión sancionada por el estado  “serán aislados en sus escuelas”.

Los activistas LGBT a menudo son muy intolerantes con los puntos de vista religiosos tradicionales y las personas que los sostienen”, explicó Calvert. “Ya hay un gran énfasis en los problemas de LGBT en las escuelas. Tal vez tiempo y dinero se inviertan mejor en tratar de mejorar la educación para todos, en lugar de promover la política LGBT”.

Hace tan solo 18 años atrás, Escocia derogó de una ley que prohibía “promover la aceptabilidad de la homosexualidad” en las escuelas.  Hablando sobre los nuevos cambios en el plan de estudios de educación pública, Swinney agregó que el sistema educativo debe “apoyar a todos para alcanzar su máximo potencial”.

Fuentes

https://www.noticiacristiana.com/sociedad/iglesiaestado/2018/11/escocia-escuelas-ensenen-lgbt.html
Adaptado por Proyecto Emaús

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *