Entró a la capilla vestida de novia, y salió de ella vestida de monja

En gran manera me regocijaré en el Señor, y mi alma se alegrará en mi Dios, porque Él me vistió con las vestiduras de la salvación, y con el manto de la justicia me cubrió, como una novia adornada con sus joyas.

(Isaías 61:10)

Estas son las palabras de apertura para el Introito de la Misa de la Inmaculada Concepción que marcaron el tono para una de las fiestas más grandes en el año litúrgico y, para una serie de eventos históricos aquí en el Centro de San Benito aquel día.

Una capilla llena de fieles, fue testigo de la Primera Profesión de la Hermana Gabriel Marie (anteriormente conocida en el mundo como Clare Trimble) en el Ofertorio de la Misa, y vio como una hermosa y joven esposa hacía voto al Novio Eterno, intercambiando el vestido y el velo nupcial por las “vestiduras de salvación” – el hábito de las Esclavas del Inmaculado Corazón de María.

Poco después, la Hermana se paró al pie del Altar y pronunció sus Votos Finales como Esclava del Inmaculado Corazón de María. El velo y la corona de rosas blancas, símbolo de una Novia de Cristo, fueron bendecidos y se le dieron a ella, completando su viaje a la Profesión Final.

Cuando las Hermanas regresaron con el solemne negro del hábito completo, el Santo Sacrificio continuó. Al final de la misa, otra ceremonia religiosa fue presenciada, ya que Ben Orbeck, originario de Minnesota, fue recibido como postulante de los Hermanos, Esclavos del Inmaculado Corazón de María.

¡La verdadera Reina del Cielo seguramente sonreía en su pequeña capilla y monasterio en ese día!

 

Dejar un comentario