El Vaticano se expresa sobre la muerte de Vicent Lambert


Ciudad del Vaticano. – “Dolor” fue expresado hoy por el vocero vaticano a propósito de la noticia de la muerte de Vincent Lambert, a propósito del cual la Pontificia academia por la vida habla de “derrota para nuestra humanidad”.

Lambert murió ayer mañana en el hospital de Reims, en Francia. Desde 2008, cuando fue víctima de un accidente vial, estaba en una condición definida por algunos como estado vegetativo y por otros de conciencia mínima. Murió de hambre y de sed, visto que no estaba en fin de vida y no necesitaba máquinas para sus funciones vitales. Pero lo médicos y su esposa, decidieron que debía morir. Fue inútil la batalla legal iniciada por sus padres e inútil también el pedido del Comité de las Naciones Unidas por los derechos de las personas con discapacidad. Por ende es un caso de eutanasia.

“Hemos recibido con dolor- declaró el director interino de la Sala de prensa de la Santa Sede, Alessandro Gisotti- la noticia de la muerte de Vincent Lambert. Rezamos para que el Señor lo reciba en su Casa y expresamos cercanía a sus seres queridos y a cuanto hasta lo último, se comprometieron en asistirlo con amor y dedicación. Recordamos y reafirmamos-agregó- cuanto dijo el Santo Padre, interviniendo sobre esta dolorosa cuestión: Dios es el único dueño de la vida desde el inicio hasta el final y es nuestro deber custodiarla siempre y no ceder a la cultura del descarte”.

También el miércoles con un tuit Francisco había denunciado lo que estaba sucediendo en Francia. “Rezamos por los enfermos que son abandonados y dejados morir. Una sociedad es humana si tutela la vida, cada vida, desde el inicio hasta su término natural, sin elegir quién es digno o menos de vivir. Los médicos sirvan a la vida, no la quiten”.

Ayer en un tuit la Pontificia academia por la vida escribió: “Mons. Paglia y toda la Pontificia Academia por la vida rezan por la familia Lambert, por los médicos, por todas las personas involucradas en esta cuestión. La muerte de Vincent Lambert y su historia son una derrota para nuestra humanidad”.