El Vaticano admite haber “trucado” carta de Benedicto XVI

La fotografía que ha dado la vuelta al mundo. Nótense las dos últimas lineas de la carta, distorsionadas, hechas ilegibles intencionalmente.

VATICANO, 14 de marzo de 2018 (LifeSiteNews) – Una de las principales agencias de noticias del mundo ha dicho que el Vaticano violó normas periodísticas al manipular la foto de una carta escrita por Benedicto XVI, en la que supuestamente el Papa emérito loaba al Papa Francisco. Según Associated Press, el “trucado” afecta el significado de la carta.

AP ha informado que el Vaticano admitió el miércoles que manipuló digitalmente una foto enviada a los medios para refutar a los críticos del Papa Francisco, quienes creen que algunos aspectos de su enseñanza, representan una ruptura con el Papa Benedicto y con la Tradición de la Iglesia.

El lunes, víspera del quinto aniversario de la elección del Papa Francisco, la Secretaría de Comunicaciones del Vaticano, publicó la foto de una carta de agradecimiento que Benedicto XVI había escrito al jefe de comunicaciones del Vaticano, Monseñor Darío Vigano, por el regalo de un conjunto compuesto de 11 volúmenes en los que se detalla la teología del Papa Francisco.

Durante la conferencia de prensa que tuvo lugar a fin de presentar el proyecto, Msgr. Vigano citó una parte de la carta que es legible en la foto, en la que Benedicto dice aplaudir los mentados libros, que tienen por objetivo el oponerse al “prejuicio necio” que pinta al Papa Francisco como “un hombre práctico sin ningún entrenamiento teológico o filosófico particular” y al Papa Benedicto como “solamente un teórico de la teología que tiene poca comprensión de la vida concreta de un cristiano de hoy“.

Benedicto también dijo que estos texto “ayudan a mostrar la continuidad interior entre los dos pontificados, aunque con todas las diferencias de estilo y temperamento“.

Pero el intento parece haber fracasado, ya que el Vaticano admitió el miércoles que distorsionó las últimas dos líneas de la primera página, donde Benedicto comienza a explicar que en realidad no leyó los libros en cuestión y que por lo tanto, no podía emitir criterio alguno.

En la segunda página de la carta, que no está visible en la foto (cubierta intencionalmente con los 11 volúmenes), el Papa emérito prosigue explicando que no puede aportar una evaluación teológica de Francisco como lo había solicitó Vigano debido a “razones físicas” y porque está ocupado con otros proyectos.

El Vaticano no ofreció ninguna explicación de por qué distorsionó las líneas. Lo único que ha dicho al respecto es que nunca hubo la intención de mostrar la carta completa. De hecho, toda la segunda página de la carta está cubierta por una pila de libros en la foto, dejando visible, solamente la pequeña firma de Benedicto, aparentemente para demostrar su autenticidad.

La periodista de Associated Press Nicole Winfield dijo que el contenido faltante “alteró significativamente el significado de las citas que el Vaticano eligió destacar, que fueron ampliamente recogidas por los medios“.

Esas citas sugerían que Benedicto había leído los textos, estaba de acuerdo con ellos y les había otorgado su respaldo y evaluación. El trucado de la foto es significativo porque los medios de comunicación confían en los fotógrafos del Vaticano para obtener imágenes del Papa en eventos que están cerrados a los medios independientes“, dijo.

El veterano corresponsal del Vaticano Sandro Magister informó un día después de la conferencia de prensa que Vigano había dado lectura parcial de la carta. Curiosamente, el Vaticano no entregó la carta completa a los medios. Por lo tanto, Magister transcribió las partes de la carta que Vigano había leído y las publicó en su blog. La transcripción reveló que había más en la historia de lo que la oficina de comunicaciones del Vaticano y la foto presentaban.

En enero, el Papa Francisco denunció las “Fake News”  (noticias falsas) en su Mensaje para el 52º Día Mundial de las Comunicaciones, diciendo que estas, emplean la misma estrategia que la serpiente en el Jardín del Edén.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *