El Sínodo del Amazonas, supone cuatro tesis «no católicas»


Lanuovabq.- Un breve documento firmado por numerosos obispos y sacerdotes resume las cuatro proposiciones gravemente erróneas que contradicen la doctrina católica en algunos puntos esenciales, mismas que se hallan contenidas en el documento de trabajo del Sínodo de la Amazonía que comenzará el próximo Domingo 6 de octubre.

La relativización de la revelación cristiana, la adopción de ritos «religiosos» indígenas y la adaptación del rito eucarístico a la cultura local, el Amazonas como fuente teológica como las Escrituras o Concilios y la distorsión del sentido del orden sacerdotal: estos son los puntos críticos que los firmantes piden al Papa y a los padres sinodales se corrijan.

Sin embargo, el sitio que publica la entrevista (La Nuova Bussula Quoitidiana) ha decidido mantener en reserva los nombres de los signatarios para evitar, dado el clima que reina en la Iglesia, la represalia más que probable. Nos damos cuenta de que esta es una situación paradójica, en la que uno debe recurrir al anonimato, para afirmar las verdades que la Iglesia Católica siempre ha anunciado.

Las cuatro proposiciones del Instrumentum Laboris para el Sínodo del Amazonas que son gravemente erróneas, están contenidas en el documento, presentado por el «Grupo de Trabajo Coetus Internationalis Patrum«, dirigido al Papa y a los Padres sinodales, y que recibió el apoyo de numerosos sacerdotes y obispos de diferentes países del mundo, preocupados por el ambiente imperante concerniente al Sínodo del Amazonas.

La relativización de la revelación cristiana; la adopción de ritos indígenas y la adaptación del rito eucarístico a la cultura local, el Amazonas como fuente teológica como las Escrituras o los Concilios, la distorsión del sentido del orden sacerdotal: estas son las tesis contenidas en el Instrumentum Laboris que, según el documento, son «inaceptables«. Junto con los errores respaldados por el Instrumentum Laboris, se citan los documentos magisteriales que los contradicen.

Si bien es cierto el Papa Francisco ha pedido repetidamente un diálogo abierto, debemos sin embargo, lidiar con la realidad que nos cuenta algo muy diferente. Hemos visto la marginación o purga sistemática de cardenales, obispos, sacerdotes e incluso laicos que no están perfectamente alineados con este «nuevo paradigma«, del cual el Instrumentum Laboris para el Sínodo del Amazonas es solo una expresión. Los acontecimientos del Instituto Juan Pablo II para el matrimonio y la familia fueron solo el (más sorprendente) último ejemplo.

Al Papa y a los padres Sinodales

Numerosos prelados, sacerdotes y fieles católicos de todo el mundo, han señalado que el Instrumentum Laboris preparado para la próxima asamblea del Sínodo, supone serias preguntas debido a su contradicción con  puntos individuales de la doctrina católica (la inmutable, aquella siempre enseñada por la Iglesia, en la que el Señor Jesús, es el único Salvador de todos los hombres). Hemos elaborado, de acuerdo con el método clásico, cuatro proposiciones en forma de «tesis», que informan los términos del documento. En conciencia y con gran franqueza, la enseñanza que transmiten es inaceptable.

1. La diversidad amazónica, especialmente religiosa, evoca un nuevo Pentecostés (IL 30): aceptar tal aseveración es reconocer que hay otras formas de salvación. Además, los grupos cristianos no católicos enseñan otras formas de ser Iglesia, sin censura, sin dogmatismo, sin disciplinas rituales, formas eclesiales (IL 138), de las cuales la Iglesia Católica debería integrar algunas. Es destructivo del mismo credo reservar la salvación exclusivamente para la creencia de uno (IL 39).

Contradice, entre otros: Dominus Jesus , 14 y 16.  «El Señor Jesús, único salvador, no estableció una simple comunidad de discípulos, sino que constituyó a la Iglesia como misterio salvífico».

2. La enseñanza de la teología pan-amazónica, que tiene en cuenta especialmente los mitos, ritos y celebraciones de las culturas indígenas, se requiere en todas las instituciones educativas (IL 98 c 3). Los ritos y celebraciones no cristianas se proponen como «esenciales para la salud integral » (IL 87) y se les pide que «adapten el rito eucarístico a sus culturas» (IL 126 d). Sobre los ritos: IL 87, 126.

Contradice: Dominus Jesus 21. «[…] queda claro que sería contrario a la fe católica considerar la Iglesia como un camino de salvación al lado de aquellos constituidos por las otras religiones. Éstas serían complementarias a la Iglesia, o incluso substancialmente equivalentes a ella, aunque en convergencia con ella en pos del Reino escatológico de Dios».

3. Entre los lugares teológicos (es decir, entre las fuentes de teología, como la Sagrada Escritura, los Concilios, los Padres) se encuentran el territorio [de la Amazonía] y el clamor de sus pueblos (IL 18, 19, 94, 98 c 3, 98 d 2, 144).

Contradice: Dei Verbum 4, 7, 10. «La economía cristiana, por tanto, como alianza nueva y definitiva, nunca cesará, y no hay que esperar ya ninguna revelación pública antes de la gloriosa manifestación de nuestro Señor Jesucristo».

4. Se sugiere dar la ordenación sacerdotal a las personas mayores, que tienen familias, y conferir «ministerios oficiales» a las mujeres. Esto propone una nueva visión del orden que no proviene de la Revelación, sino de los usos culturales de los pueblos amazónicos. Entonces se debe hacer una separación entre el sacerdocio y el munus regendi (IL 129 en 2, 129 en 3, 129 c 2) .

Contradice: Lumen gentium 21, Presbyterorum ordinis 13, Pastores dabo vobis 26; y también contra: Sacerdotalis cælibatus integre y spec. 21 y 26, Ordinatio sacerdotalis 1, 3 y 4; Pastores dabo vobis 29.