El silencio de los medios de comunicación sobre la persecución a los Cristianos

persecución de los Cristianos

¿Por qué los medios de comunicación se hacen cómplices del terrorismo silenciando la diversa y brutal persecución que por décadas vienen sufriendo los cristianos?

“Ignorancia y prejuicios anticatólicos en la BBC” se titula una polémica columna de opinión publicada hace algunos días por la experimentada periodista Catherine Utley en The Article.

Treinta años trabajando en BBC dan autoridad a Utley para sacar a la luz lo que ella misma califica como “podredumbre” e “ignorancia” -presente “desde hace muchos años” en la BBC- por “cómo informa las historias relacionadas con la fe cristiana”.

No vale menos en dignidad y derechos la vida de un ateo, la de un musulmán o la de un cristiano. La violencia -una de cuyas expresiones más deleznables es el terrorismo-, golpea a unos y a otros.

Pero atendiendo a los hechos de las últimas décadas, la persecución en sus más variadas formas se ensaña en particular con los cristianos. Una verdad que los medios de comunicación occidentales, entre otros, suelen soslayar, no informar en su real dimensión o bien otorgar una desigual cobertura.

Es desde los primeros instantes en que la fe quedó consolidada, al resucitar Jesucristo, que la verdad enfrenta el intento manipulador de los poderosos… Así lo recuerda el evangelista Mateo en los versículos 11 al 15 del capítulo 28 de su Evangelio denunciando: “…algunos guardias fueron a la ciudad para contar a los sumos sacerdotes todo lo que había sucedido. Estos se reunieron con los ancianos y, de común acuerdo, dieron a los soldados una gran cantidad de dinero, con esta consigna: «Digan así: ‘Sus discípulos vinieron durante la noche y robaron su cuerpo, mientras dormíamos’. Si el asunto llega a oídos del gobernador, nosotros nos encargaremos de apaciguarlo y de evitarles a ustedes cualquier contratiempo». Ellos recibieron el dinero y cumplieron la consigna. Esta versión se ha difundido entre los judíos hasta el día de hoy”.

Y para contextualizar en la actualidad su denuncia, Utley menciona la sesgada información que BBC entregó en su transmisión en directo del incendio en la catedral Notre Dame de Paris. «Fue toda una proeza para la BBC 1 News, a las diez de la noche de ayer, el producir todo un programa sin una sola mención a alguna de estas palabras: cristiano, cristianismo, católico, rendir culto, adoradores, sagrado, Misa, Semana Santa», advierte en su columna la periodista. “En resumen -concluye Utley- ¿por qué el programa de noticias insignia de la BBC, cuando tuvo tiempo de preparar adecuadamente su cobertura, no reconoció la importancia de Notre Dame como la expresión más profunda de la civilización cristiana de Francia en la que se fundó todo un continente?”

Los mártires de Sri Lanka y miles más

Mientras millones de fieles en el mundo celebraban la resurrección de Cristo, eran destrozados los huesos, arrancada la piel, violada la vida de cientos en Sri Lanka. Casi 300 personas brutalmente asesinadas y más de 500 heridos que compartían en su inmensa mayoría un sello bautismal: ser cristianos. También la planeación, la fecha, los lugares elegidos por los terroristas que actuaron dejan una clara señal del odio contra la fe en Cristo. Porque no solo el terrorismo se ha expandido como una lacra global, sino también la persecución a los cristianos.

Pero los medios silencian que el ataque en Sri Lanka hace parte de una persecución global al cristianismo. Porque el costo en vidas humanas de cristianos continúa ocurriendo en India, China o Pakistán, sólo por nombrar algunos. «A pesar del prominente caso de Asia Bibi (n. del e. la mujer católica que habían condenado a muerte falsamente acusada de insultar al Islam) no se presta suficiente atención a la cotidiana discriminación generalizada y a menudo brutal contra los Cristianos en Pakistán», escribía recientemente en el Sun la columnista Farzana Hassan, destacando los desafíos que afronta al respecto sólo ese país en este momento.

Sri Lanka no es el único ataque reciente contra los cristianos en torno a la Pascua. Hace dos años, ISIS bombardeó iglesias en Egipto, matando a docenas. El año anterior, una explosión en Lahore, Pakistán, mató a 75 personas; lo mismo ocurre en África, Asia, Medio Oriente y otros lugares del mundo.

Mas atrás baste mencionar cómo los cristianos han sido violentamente erradicados desde los lugares donde nació en Medio Oriente esta religión; o que en Turquía, desde 1894 hasta 1924, las autoridades turcas asesinaron sistemáticamente a unos 2,5 millones de cristianos; o los millones de cristianos asesinados en México, Portugal, España, Rusia y otros países durante el siglo XX a manos del odio ateo…

¿Por qué entonces nadie habla de este exterminio constante de los cristianos?

Condenar la discriminación, educar en el respeto y la dignidad, son prioridades en muchos países laicos y además, según ha publicado el respetado “Informe Pew” el Cristianismo es hoy la religión más perseguida del mundo. ¿Por qué entonces los medios de comunicación se hacen cómplices del terrorismo silenciando la diversa y brutal persecución que por décadas vienen sufriendo los cristianos?

¿Cómo se hace en pleno siglo 21, donde tenemos la capacidad de enviar correos electrotécnicos, mensajes de texto, imágenes en alta resolución, de hacer videoconferencias, llamar a cualquier parte del mundo en calidad digital, instantáneamente, al toque de un dedo o de un comando de voz, para esconder el genocidio Cristiano?

Quizá la persecución y el silencio cómplice continúen, pero para los católicos el triunfo ya es de Cristo y en fe lo comparten.

Fuentes

https://www.portaluz.org/podredumbre-y-prejuicios-acusan-a-poderosos-medios-de-comunicacion-por-silenciar-3280.htm
Traducido y adaptado por Proyecto Emaús