El nacionalismo Chino contra la Navidad

Beijing (AsiaNews) – Celebrar la Navidad es ahora para los chinos una «gran vergüenza» y una forma de agresión contra la cultura china. En lugar de celebrar el nacimiento de Cristo el 25 de Diciembre, se celebra el nacimiento de Mao Zedong el 26, y además está prohibida la colocación de cualquier tipo de decoración navideña y cualquier reunión para celebrarla.

Durante décadas han habido intentos  de reducir el «impacto» y la «contaminación espiritual» que causa la Navidad en la población China, especialmente entre los jóvenes universitarios. Este año, las prohibiciones incluyeron -créalo o no – el intercambio de saludos navideños, los villancicos, las decoraciones navideñas en las vitrinas y ventanales de centros comerciales. La gran diferencia estriba en que hoy en día, esta «guerra» ha tomado tonos más nacionalistas.

Por ejemplo, el día de vísperas de Navidad, en el condado de Sixian, un director de una escuela primaria, reunió a los niños y les dio un discurso en el que argumentaba que la Navidad era una desgracia para los chinos, debido a las humillaciones recibidas en el pasado por los poderes occidentales, todas  naciones cristianas.

También les habló de la guerra del opio, la invasión anglo-francesa de 1860 en la que se destruyó el palacio imperial de verano. Insistió en los crímenes cometidos por los poderes occidentales que invadieron China en 1900. «Excluyendo a los japoneses, todas esas naciones eran cristianas. Los crímenes cometidos contra China son demasiados para enumerarlos«.

El día de Navidad, en el condado de Gushi, una escuela secundaria organizó una ceremonia, en la que los alumnos hicieron un juramento, en el que repitiendo las palabras del profesor, proclamaron que:

» La invasión de los festivales occidentales es una agresión contra la cultura China. Como descendiente de la gloriosa raza china, juro que a partir de hoy apoyaré el desarrollo de nuestra propia conciencia y el legado de nuestra civilización. Seguiré las festividades chinas.»

En otros lugares, se celebraron discursos contra la Navidad, su vínculo con las potencias occidentales que humillaron a China, el rechazo de la celebración del 25 de diciembre y se hicieron elogios a la memoria de Mao Zedong. También, como se muestra en el vídeo a continuación, se llevaron a cabo protestas contra negocios que decoraron sus vitrinas con motivos navideños.

El hecho de que surjan los mismos problemas en lugares diferentes, demuestra que todos los eventos están orquestados por la Oficina de Propaganda del Partido Comunista Chino, que ha defendido públicamente esta «guerra contra la contaminación espiritual«, porque «ayuda a los jóvenes a corregir su visión de la vida y la violencia. valores«.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *