Deshumanización: Descripción gráfica

Haga Clic para ver la imagen

La mujer, fuente de vida, renegando del papel para el que fue específicamente creada.

Una nota no muy pintoresca que digamos, nos la trae esta fotografía tomada recientemente en una de las tantas marchas feministas en las que se promueve el aborto en la Argentina. En ella se muestra a una menor de edad, visible victima del adoctrinamiento feminista, vestida toda de verde y aplastando con el pie a un bebé de plástico.

El hecho ocurrió en Buenos Aires (Argentina) durante la marcha pro aborto llamada “pañuelazo” del 19 de febrero, organizada por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, que se replicó en distintas ciudades del país sudamericano.

La fotografía, corresponde a la hija de una  de las manifestantes del “pañuelazo” subida a la red social Instagram, la que rápidamente fue viralizada en otras  redes sociales y provocó distintas reacciones.

La Directora Ejecutiva de la agrupación Frente Joven en Argentina (pro-vida) declaró:

“Ver la imagen de una niña pisando un bebé de juguete nos tiene que alarmar. Este tipo de ideologías se vuelven tan extremas y fanatizadas que terminan haciendo absurdo el reclamo: dicen querer defender la libertad de las mujeres, pero vemos cómo se apropian de una menor de edad para fanatizarla y adoctrinarla.

Muestran al aborto como un juego, deshumanizando a las personas, al punto tal de que se celebre a una niña que pisa a un bebé de juguete.

Hay una gran incoherencia: dicen querer salvar a las mujeres y proteger a las niñas, pero las utilizan para promocionar su ideología y les mienten, manipulándolas para causas políticas.

Con este tipo de mensajes vemos la crueldad del aborto: una madre enseñándole a su propia hija a descartar personas.

¿Qué sociedad nos espera si los padres enseñan a sus hijos a pisar la cabeza de otros seres humanos? ¿Qué futuro nos espera si les enseñamos a nuestros niños que los más vulnerables pueden ser descartados o que la violencia es un medio para justificar nuestros deseos?

Así como esa madre manipuló a su hija, hoy se busca manipular a los jóvenes en todos los ámbitos. Tenemos que cuidar a los jóvenes”.