De cómo las abejas respetan las imágenes religiosas

En la región de Kapandriti, cerca de Atenas (Grecia),  viene ocurriendo algo maravilloso desde hace 16 años.  Isidoros Ţiminis,  un apicultor que profesa la religión Ortodoxa, pensó en colocar dentro de una de sus colmenas un ícono de la crucifixión del Señor.

Poco después, cuando para recolectar la miel abrió la colmena, quedó sorprendido al encontrar que las abejas, que si bien es cierto habían construido celdas con cera sobre la imagen, habían respetado el cuerpo y el rostro del Señor.  Desde entonces, cada primavera, coloca diferentes íconos de nuestro Salvador, la Virgen María y santos, en sus colmenas, y el resultado es siempre el mismo.

«Un día, traje de un convento un icono hecho a mano, que representaba la crucifixión en el Gólgota,  con las tres cruces. Las abejas cubrieron con su cera toda la superficie de la figura religiosa, distinguiendo claramente la Cruz de Cristo y la del buen ladrón (Dimas)  a su derecha, mientras que el ladrón en la cruz de la izquierda, estaba cubierto con una capa gruesa de cera».

Los mismo sucedió cuando se puso en la colmena un ícono de San Esteban, el protomártir,  Como se puede ver en la foto, el ícono está completamente cubierto con cera de abejas, dejando expuesto su rostro y su cuerpo.

Algunos argumentan, que el fenómeno podría producirse debido a la presencia de alguna substancia empleada en los tintes y pinturas, que sin tener tal propósito, ocasionan cierta forma de rechazo en las abejas. Algo que ignora esta teoría, es que las abejas si cubren con cera partes de la imagen que contienen estos tintes, pero sin embargo, respetan siempre las figuras religiosas.

Fuentes

https://orthodoxologie.blogspot.com/2013/09/les-abeilles-respectent-les-saintes.html
Traducido y adaptado por Proyecto Emaús