Cuando la ideología de género no puede contestar…


Un periodista entrevista en una cadena de televisión de los Estados Unidos a un miembro de una organización que defiende los postulados de la ideología de género. Tras décadas difundiendo sus postulados subvencionados por miles de millones de dólares provenientes de diferentes instituciones nacionales e internacionales como la ONU, unas pocas sencillas preguntas dejan mudo al defensor de los preceptos LGTBI.

¿Cómo sé si una persona es hombre o mujer?; ¿qué evita que un hombre que dice sentirse mujer juegue en un equipo femenino o exija un préstamo estatal para emprendedoras?

El resultado de la conversación es más que elocuente.