¡Conspiranoicos!

El Concilio Vaticano II, tenía como supuesto propósito el abrir la iglesia al mundo: Promoviendo el desarrollo de la fe católica, buscando la mejor interrelación con las demás religiones, principalmente las orientales y adaptando la disciplina eclesiástica a las necesidades y métodos de nuestro tiempo. ¿Pero realmente sucedió así?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *