Cómo inflamarse de amor por la Santísima Virgen

He aquí, en síntesis, lo que enseña San Luis de Montfort en “El tratado de la verdadera devoción a María Santísima”.

Jesucristo vino a nosotros por María y por medio de Ella debe reinar. Es la obra maestra del Altísimo. Aun cuando parezca paradójico hoy todavía la Virgen no es conocida. Hasta ahora no se ha exaltado, amado y servido bastante a María.

  • Dios se ha servido de Ella para la Encarnación.
  • Nuestro Señor se ha sometido a Ella por nueve meses en su seno y 30 años de su vida… ¿Y nosotros? 22. La Santísima Trinidad no cambia sus decretos.
  • Nos engendra, nos alimenta; los predestinados están escondidos en Su Seno (San Agustín).
  • El Espíritu Santo ha hecho en Ella la cosa más santa: el Hombre-Dios.
  • Ella es necesaria para la salvación eterna y más para la perfección.
  • Sus devotos tendrán muchos enemigos, pero también muchas victorias.
  • Especialmente en los últimos tiempos… Sus atractivos… que quiso Dios poner en Su exterior.
  • Ahora debe ser conocida, la Trinidad la quiere descubrir, porque es Su obra maestra de la cual Dios quiere ser glorificado; [Será la tercera sorpresa de la historia: después de la Creación y de la Encarnación, San Luis en el siglo XVIII nos anuncia que es la hora de la manifestación histórica de la Santísima Virgen. A Fátima Ella misma revela que es el Decreto de Dios por los próximos años: “Al final mi Corazón Inmaculado triunfará”].

Dios la quiere descubrir porque se ha escondido; porque es el medio seguro; porque Ella debe resplandecer más que nunca en estos últimos tiempos a fin que los pecadores desviados vuelvan; para vencer los enemigos, idólatras, cismáticos, mahometanos, judíos, impíos que hoy especialmente se rebelan para seducir a todos; para sostener los soldados de Cristo; para hacer terrible al demonio y a sus hombres.

  • Nunca Dios ha hecho una enemistad más grande que va creciendo hacia el final son las enemistades secretas entre los hijos de María y los de la serpiente.
  • María formará sus esclavos de amor, experimentarán sus dulzuras.
  • Van a poner por doquiera el fuego ardiente del Amor Divino.
  • ¿Cómo pasará esto? Con la consagración a María como sus esclavos de amor. Entonces llegará el reino de María.
  • María se da a su esclavo de amor… Jamás se deja vencer en amor. Se da por entero y de una manera inefable… Lo hace sumergir en el abismo de sus gracias… lo abraza con su amor…
  • María es toda suya.
  • “Mi vejez está en la misericordia del seno” (Salmo 91, 2).
  • Donde está María no está el maligno… Pensar, hablar en seguida de Ella.
  • Impide al demonio de hacer daño.
  • Impide a Nuestro Señor de castigar a Sus devotos cuando pecan.
  • Los réprobos… no gustan las dulzuras del seno y del pecho de María.
  • A sus devotos Ella les regala buenas batallas.
  • Los protege en el cuerpo y el alma, y Dios bendice a quien los bendice y maldice a quien los maldice.
  • Los levanta cuando han caído. Condesciende en todas sus flaquezas… Los protege con Su imperial poder. Intercede por ellos ante Su Hijo y lo aplaca.

Vendrá el siglo de María… [Esta será la tercera sorpresa de la historia después de la Creación y de la Encarnación, “un gran signo aparece en el Cielo, una Mujer vestida de sol” (Apoc. 12), y a Fátima Ella ya ha dado su consentimiento].San Agustín la llama el molde de Dios.

  • Tus acciones hacerlas por María, perderte en Ella, aunque sean cosas desconocidas.
  • El seno de María es el aula sacramentorum, la sala de los secretos de Dios.
  • Tener adversión, tibieza y negligencia hacia María, es un signo probable y próximo de perdición eterna.
  • Hacer todas las acciones por medio de María. El espíritu de María es el espíritu de Jesús.
  • Hacer todas las acciones con María.
  • Hacer todo en María. Es el paraíso terrenal donde Jesucristo durante nueve meses ha dejado riquezas, hermosuras, rarezas y dulzuras inexplicables…
  • Es donde está el árbol de la vida, el árbol de la ciencia del bien y del mal… Torres inexpugnables de fortaleza, encantadoras mansiones de confianza, un horno ardiente y continuo de caridad, etcétera.
  • Lo que obran en Ella no hacen pecados considerables. En fin es necesario hacer todas sus acciones por la gloria de María, tomadla como mi fin próximo [el fin último es Dios]. Se deben defender sus privilegios cuando alguien lo pone en duda, sostener su gloria y su honor cuando es atacado, atraer a todos a esta verdadera y sólida devoción.
  • En la Comunión suplicar a esta buena Madre que nos preste su corazón… es más encendido que nunca.
  • Ella recibe a Jesús en ti…
  • Lo amará… lo abrazará estrechamente y le hará unos servicios secretos que son desconocidos de nuestras espesas tinieblas».

En “El secreto admirable del Santo Rosario”, rosa número 17, San Luis Grignion de Montfort:

«Aquellos que han recibido de Dios el favor de amar a la Santísima Virgen y de servirla por afecto, tienen que ser extremadamente cuidadosos de continuar así hasta llegar al cielo».

La Virgen en Fátima ha dicho: “los últimos dos medios que la Trinidad da al mundo son: el Rosario y la devoción a Mi Corazón Inmaculado”.

Fuentes

http://www.ncsanjuanbautista.com.ar/2013/03/como-inflamarse-de-amor-por-la.html
Adaptado por Proyecto Emaús

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *