Científico ganador del Premio Nobel: «Los milagros de Lourdes son inexplicables»


Desde que Nuestra Señora se apareció a Santa Bernardita y declaró «Yo soy la Inmaculada Concepción«, el santuario mariano de Lourdes en Francia, se ha convertido en un lugar de peregrinación y sanación. La Iglesia ha reconocido oficialmente 70 milagros de curación, lo que un científico ganador de un Premio Nobel llama «inexplicable».

El doctor Luc Montagnier es un científico francés agnóstico, reconocido por su carrera en el estudio de la virología. Entre muchas contribuciones importantes, el ex director del Instituto Pasteur es quizás el más famoso por recibir el Premio Nobel de Medicina en 2008 por su papel en el descubrimiento del VIH.

En su libro, «Le Nobel et le Moine», se dirige a Lourdes para hablar con el padre cisterciense Michel Niassaut. Cuando durante la conversación se tocó el tema obligado de las curaciones milagrosas, Niassaut le pidió a Montagnier su perspectiva de no creyente. El respondió:

«Cuando un fenómeno es inexplicable, si realmente existe, entonces no hay razón para negarlo».

Gran cantidad de muletas cuelgan a un lado de la gruta de Lourdes. Estos exvotos son un testimonio de las múltiples sanaciones ocurridas por intercesión de Nuestra Señora pero que no necesariamente han sido consideradas «milagrosas». Crédito de la imagen: Proyecto gruta de Lourdes

Dijo que los no creyentes, no deberían promover su propia «inteligencia superior» frente a lo que no comprenden y sacar conclusiones apresuradas ya que las curaciones milagrosas asociadas con Lourdes son realmente inexplicables.

“Muchos científicos cometen el error de rechazar lo que no entienden. No me gusta esa actitud. A menudo cito la frase del astrofísico Carl Sagan: «La ausencia de pruebas no es una prueba de ausencia«. En cuanto a los milagros de Lourdes que estudié, creo que realmente son algo inexplicable. «No los puedo entender, pero reconozco que hay sanaciones que no están previstas en el estado actual de la ciencia».

El año 2018 la 70ª curación milagrosa de Lourdes fue reconocida oficialmente por la Iglesia. La hermana Bernardette Moriau había estado discapacitada durante casi 40 años, incapaz de caminar. Cuando regresaba a casa de una peregrinación a Lourdes, escuchó una voz que le decía que se quitara las abrazaderas para las piernas. Inmediatamente después de que ella lo hizo, pudo caminar de nuevo.