Cardenales contra Cardenales, Obispos contra Obispos…

Las advertencias de nuestra Señora que se va cumpliendo en el mundo entero

Mientras que la jerarquía Católica, se divide cada vez más con respecto a las enseñanzas perennes de la Iglesia y sus correspondientes disciplinas doctrinales, es de cierta forma reconfortante el saber que esta situación fue predicha por la Madre de Dios:

En los conventos, las flores de la Iglesia estarán corrompidas y el demonio se hará como el rey de los corazones. Que los que estén al frente de las comunidades religiosas vigilen a las personas que han de recibir, porque el demonio usará de toda su malicia para introducir en la órdenes religiosas a personas entregadas al pecado, pues los desórdenes y el amor de los placeres carnales se extenderán por toda la tierra.

Nuestra Señora de La Salette

La obra del demonio se infiltrará incluso en la Iglesia de tal manera que se verá cardenales oponiéndose a cardenales, obispos contra obispos[…] La iglesia estará llena de aquellos que aceptan compromisos […] El demonio será especialmente implacable en contra de las almas consagradas a Dios. El pensamiento de la pérdida de tantas almas es la causa de mi tristeza.

Nuestra Señora de Akita

Estas profecías se están cumpliendo a un ritmo cada vez mayor a medida que la conciencia personal es dejada en la ignorancia y se le exalta sobre las disciplinas doctrinales tales como la de negar la Sagrada Comunión a los católicos que viven en pecado objetivo o a los no católicos. Tal cambio en la práctica de la Iglesia, está siendo anunciado como “revolucionario” por el arzobispo de Chicago, Cardenal Blase Cupich, y alabado como un “cambio de paradigma” por el Secretario de Estado del Vaticano Cardenal Pietro Parolin.

El pasado mes de enero, el Cardenal Parolin expresó su aprobación para la apertura de la Sagrada Comunión a los divorciados vueltos a casar. El cardenal describió tal cambio en la práctica de la Iglesia como un “cambio de paradigma“, que exaltó la primacía de la conciencia sobre la enseñanza moral católica. Dos semanas después, Cardenal Cupich expresó su solidaridad con Cardenal Parolin al tildar este movimiento de “nada menos que revolucionario“.

Estos cardenales fueron corregidos públicamente por el ex prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Cardenal Gerhard Müller, quien respondió que un cambio tan revolucionario “no constituye un desarrollo sino una corrupción” de la enseñanza de la Iglesia.

La división entre los prelados por dejar las conciencias erróneamente formadas en la ignorancia, ha dado como resultado que los obispos alemanes admitan incluso a los no católicos en la Sagrada Comunión. La semana pasada, Cardenal Muller denunció la decisión de los obispos alemanes de admitir a los cónyuges protestantes a la Sagrada Comunión, calificándola de una interpretación errónea de la ley canónica. El cardenal dijo que los obispos locales carecen de autoridad para instituir disciplinas doctrinales que contravengan las enseñanzas de la Iglesia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Proyecto Emaús necesita de su ayuda. Done Hoy
+