Cardenal Gerhard Müller: «Traer los ídolos a la Iglesia fue un crimen contra la Ley Divina»


«El gran error fue ingresar los ídolos de la Pachamama a la iglesia de Santa María en Traspontina, no sacarlos de allí».

(InfoCatólica) Raymond Arroyo, conductor del programa World Over de la cadena católica EWTN, entrevistó hace dos días al Prefecto emérito de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el Cardenal Gerhard Müller quien recordó que el primer mandamiento de la Ley de Dios condena la idolatría, la cual no puede -de ninguna manera- mezclarse con la liturgia cristiana.

Cuando durante la entrevista se le preguntó  respecto a lo ocurrido con los ídolos, el cardenal dijo que «sacarlos y tirarlos, puede ir contra de la ley humana, pero traer a los ídolos a la Iglesia fue un pecado grave, un crimen contra la Ley Divina». Y añadió: «Hay una gran diferencia».

Explicando que durante el Sínodo hubo una “adoración de ídolos de madera”, lo cual está absolutamente en contra del Primer Mandamiento («Amarás a Dios sobre todas las cosas») añadió: «El gran error fue ingresar los ídolos de la Pachamama a la iglesia de Santa María en Traspontina, no sacarlos de allí«.

El cardenal llamó “pecado grave” y “un crimen contra la ley divina” la introducción de ídolos en una iglesia, porque la idolatría es un pecado grave y no se la puede mezclar con la liturgia cristiana.