Benedicto XVI rechazó la invitación de Francisco a reciente canonización

Gloriatv.- El Papa Francisco canonizó siete nuevos santos  el domingo pasado. Entre ellos se encontraban Oscar Romero y Pablo VI. La santidad de ambos es fuertemente disputada. Solo unos 60.000 fieles estuvieron presentes en la plaza de San Pedro. Como comparación: para la canonización de Juan Pablo II, 500.000 peregrinos viajaron a Roma. Las fuentes de Gloria.tv en Roma dijeron que para la canonización de Pablo VI casi no se hicieron presentes peregrinos, esto, a pesar de que el nuevo Santo es italiano, de que su canonización fue fuertemente apoyada por los medios de comunicación italianos, y de que su canonización tuvo lugar en Roma.

Por otra parte,  el Papa emérito Benedicto XVI rechazó la invitación del Papa Francisco para asistir a las canonizaciones. La razón oficial: lo precario de su estado actual debido a lo avanzado de su edad. Benedicto “ya no es tan ágil como solía ser“. El Papa Emérito tampoco asistió a la beatificación de Pablo VI el año 2014. Sin embargo, aquel mismo año, sí estuvo presente durante la canonización de Juan Pablo II.

 El nuevo “santo” y activista de izquierda, Monseñor Oscar Romero, fue arzobispo de El Salvador, país que en la década del 50, ostentaba nada más y nada menos que el 99% de su población total como católica. Con los cambios radicales litúrgicos posteriores al Concilio Vaticano II, comenzó una apostasía sin precedentes hacia las sectas protestantes. Ahora, la cantidad de católicos está por debajo del 50% de la población.

El cardenal Robert Sarah, dio la bienvenida a la polémica canonización de Pablo VI. Sarah invitó por medio a Twitter a orar con confianza y alegría al nuevo santo a quien llamó “un pontífice del dolor, que sufrió muchos ataques y críticas”. Como papa, Pablo VI llevó a la Iglesia a una época de agitación que continúa hasta nuestros días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *