Arzobispo de Malta «consagra» whisky en lugar de vino

El arzobispo de Malta, Charles Scicluna, celebró el 31 de marzo la misa dominical en la Misa de la Co-Catedral de San Juan, con un cáliz que contenía whisky.

El incidente ocurrió mientras monseñor Scicluna dirigía una misa concelebrada en la Concatedral de San Juan para conmemorar la apertura del proceso de beatificación de un santo local.

Scicluna advirtió de que había «consagrado» whisky sólo después de haberlo consumido, creyendo que se trataba de la Preciosísima Sangre de Cristo. El whisky no puede ser consagrado.

Providencialmente, había un segundo cáliz en el altar, que sí había sido llenado con vino, lo que en consecuencia permitió a Scicluna llevar a cabo la consagración.

Según el sitio web tvm.com, un sacristán se disculpó por haber mezclado dos botellas que contenían vino y whisky, las cuales estaban en un armario de la sacristía.

Sacristán Godwin Dalli dijo en Facebook que si bien no tenía la culpa de lo que había sucedido, había querido disculparse públicamente.

Explicó además que fue uno de los voluntarios que había estado preparando las ofrendas el que se confundió con los armarios donde se guardaba el vino que se usaba para la misa y escogió el envase equivocado.

No hubo ningún desprecio, ni fue una broma. Fue un error.

Durante la misa se escuchó al arzobispo Scicluna preguntar si se había puesto whisky en lugar de vino en su cáliz.

«¿Es este vino o whisky? … es whisky», se escuchó a Mons. Scicluna decir en el altar. Un co-celebrante lo probó y estuvo de acuerdo.

Después de una pausa, la misa continuó como de costumbre. Se utilizó un segundo cáliz, que contenía vino consagrado.

Un portavoz de la Curia dijo que fue «un desafortunado incidente».