Arruinada una copia de la Inmaculada Concepción de Murillo


Una copia de la famosa pintura de la Inmaculada Concepción del artista barroco Bartolomé Esteban Murillo (+1682) fue arruinada durante una supuesta «restauración». La pintura pertenece a un coleccionista de arte privado que vive en Valencia (España),  quien pagó las suma de 1.2000 € por la limpieza de la pintura a un restaurador de muebles, pero después de dos intentos la pintura quedó arruinada.

Felizmente se trata de una copia, pues la pintura original está en El Museo del Prado.

Un caso bastante similar tuvo lugar el año 2012 con la restauración del Ecce Homo de Borja, estropeado por la re interpretación defectuosa de una octogenaria aficionada a la pintura, que antes había realizado algunos pequeños trabajos en otros centros religiosos, como el retoque de un lienzo de la Virgen del Carmen en el convento de Santa Clara de Borja.