6 de Febrero: San Tito, Apóstol y Obispo


san tito

San Tito fue amigo muy cercano y discípulo del apóstol San Pablo. Su nombre significa «defensor». Se convirtió en secretario del apóstol, y éste, a su vez, puso en Tito toda su confianza, tanto, que se ha llegado a decir que fue su discípulo más querido.


Día celebración: 6 de febrero.
Lugar de origen: Antioquía (Actual Turquía).
Fecha de nacimiento: Año 10 dC.
Fecha de su muerte: Año 96-107 dC.
Santo Patrono de: Malestar estomacal. 
Venerado en: La Iglesia Católica, Ortodoxa y Copta. Creta.


Contenido

– Breve Biografía
– De Éfeso a Corinto
– San Tito Obispo de Creta
– Muerte de San Tito
– Oración a San Tito


Breve Biografía

San Tito era griego, nació aparentemente de Antioquía. Estudió filosofía y poesía griega en sus primeros años. Parece haber sido convertido por San Pablo, de quien se convertiría en discípulo. Lo acompañó en muchos de sus viajes. Se desempeñó como su secretario e intérprete. En el año 49, San Tito acompañó a San Pablo al concilio celebrado en Jerusalén, sobre el tema de los ritos mosaicos.

San Pablo llegó a depositar en San Tito toda su confianza, tanto, que se ha llegado a decir que fue su discípulo más querido; Pablo lo envió para que procurara que los creyentes cumplieran lo que les había dicho en sus cartas.

De Éfeso a Corinto

Hacia el final del año 56, cuando San Pablo partió de Asia, envió a San Tito de Éfeso a Corinto. Durante este viaje, Tito sirvió como el mensajero de lo que comúnmente se conoce como la «Carta severa»», una misiva paulina que se perdió pero se menciona en la segunda carta a los Corintios.

Después del éxito en esta misión, Tito viajó al norte y se reencontró con Pablo en Macedonia. Allí el apóstol, animado por el éxito de Tito, escribió su segunda carta a los Corintios. Tito luego regresó a Corinto con un séquito más grande, llevando el documento con él. Pablo se unió a Tito en Corinto más tarde. Desde Corinto, Pablo envió a Tito a organizar la colección de limosnas para los cristianos en Jerusalén. San Tito, por lo tanto, era un solucionador de problemas, pacificador, administrador y misionero.

Gracias a la Epístola a Tito, se conoce que Tito había sido puesto al frente de la iglesia de Creta; posteriormente se encargó de la de Nicópolis en el Epiro.

 

San Tito Obispo de Creta

La tradición de la iglesia primitiva sostiene que San Pablo, después de haber sido liberado de su primer encarcelamiento en Roma, se detuvo en la isla de Creta para predicar. Debido a las necesidades de otras iglesias, que requerían su presencia en otro lugar, ordenó a su discípulo Tito como obispo de esa isla, y lo dejó para terminar el trabajo que había comenzado. San Juan Crisóstomo dice que esto es una indicación de la estima que San Pablo tenía por Tito.

Posteriormente le dirige una carta en la que le señala las cualidades que deben tener los sacerdotes.

 

Muerte de San Tito

Según la tradición, murió siendo obispo de Gortina, en Creta. En dicha ciudad se conservan las ruinas de una basílica dedicada a él. En la capital de la isla, Heraclión, tiene una iglesia bajo su advocación, en la que se conservan sus reliquias desde 1966 (anteriormente estuvieron en Venecia, donde se trasladaron durante el dominio turco de la isla de Creta).

Su cuerpo se conservó con gran veneración en la catedral de Gortina, de donde fue trasladado a Candia (17 kilómetros de distancia) cuando los sarracenos arrasaron la catedral y ciudad en el 823. Allí se custodió su cabeza hasta que los venecianos la llevaron a San Marcos de Venecia, donde se conserva. Es patrón de Creta.

 

Oración a San Tito

Oh Dios, que hiciste brillar con virtudes apostólicas a san Tito, concédenos, por su intercesión, que, después de vivir en este mundo en justicia y santidad, merezcamos llegar al reino de los cielos.

Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos.

Amén.