5 de Agosto: Nuestra Señora de las Nieves


Nuestra Señora de las Nieves

Nuestra Señora de las Nieves

El día de la fiesta de Nuestra Señora de la Nieve es también el día de la dedicación de la Basílica de Santa María de las Nieves, o Santa Maria Maggiore [Santa María Mayor] en Roma.

Desde el siglo VII también se la conocía como María ad Præsepe porque la Basílica tiene algunos pedazos de madera del pesebre en el que nació Nuestro Señor. El techo de la basílica está dorado con el primer oro que vino de América.

Esta fue la primera iglesia en Roma dedicada a Nuestra Señora. En el siglo IV, el Papa Liberio añadió una sala lateral a una gran sala existente de un palacio patricio romano y la dedicó al culto; por esta razón se le llamó Basílica Liberii [Basílica de Liberia]. El Papa Sixto III (432-440) lo restauró casi un siglo después y se lo dedicó a la Virgen, a quien el Concilio de Éfeso había definido como Theotokos, es decir, la Madre de Dios. Fue entonces cuando la Basílica recibió el nombre de Santa Maria Maggiore, Santa María Mayor.

La historia de Nuestra Señora de las Nieves

Una bella leyenda nos cuenta que Nuestra Señora se apareció en sueños simultáneamente al Papa Liberio y al patricio romano que poseía la propiedad donde se erigiría la iglesia. Le ordenó al Papa que construyera una basílica en Esquiline Hill en el sitio que estaría cubierto de nieve al día siguiente. De hecho, durante esa noche del 4 al 5 de agosto de 352, en pleno calor del verano, una nieve milagrosa cayó sobre la cima de la colina, indicando el lugar donde se construiría la iglesia. Es por eso que esta basílica también se llama Nuestra Señora de la Nieve.

El patricio tuvo un sueño similar que indicaba que debía donar el palacio y el terreno para la construcción de la iglesia. Nuestra Señora también le dijo que enviaría la nieve como señal.

Para conmemorar el Milagro de la Nieve, cada 5 de agosto, una cascada de pétalos blancos desciende del techo artesonado al lugar del altar durante las festividades religiosas.

Fue en esta iglesia que una noche de Navidad, Nuestra Señora colocó al Niño Divino en los brazos de San Cayetano de Thiene. Fue aquí en otra noche de Navidad que San Ignacio de Loyola celebró su primera misa. En esta iglesia, San Pío V rezó el Rosario que obtuvo para los guerreros católicos la victoria de Lepanto. Hay una capilla en la Basílica que tiene una imagen de Nuestra Señora que, según la tradición, fue pintada por San Lucas. San Carlos Borromeo solía rezar a menudo frente a esta Madonna, y en testimonio de su gratitud hacia ella, escribió la Regla de los Cánones de Santa Maria Maggiore.

Oración a Nuestra Señora de las Nieves

Nuestra Señora de las Nieves, Patrona y Madre Nuestra; postramos ante este trono que nuestro filial amor te ha dedicado entre las bellezas y alturas de nuestras montañas nevadas, te suplicamos que derrames tu bendición sobre todos nosotros, sobre nuestros familiares, sobre los turistas y los alpinistas y que intercedas ante tu Divino Hijo para que nos conceda la gracia de pasar santamente el día de hoy y todos los de nuestra vida y que nos apartes siempre de todo peligro espiritual y corporal.

Ante este altar que tiene por alfombra la nieve y por bóveda el cielo, bajo tu mirada dulce y bajo tu manto protector queremos que se deslicen estas horas de sano esparcimiento y que, al terminar la jornada, descendamos de estas cumbres con el alma más pura y el cuerpo más fortalecido para poder cumplir todos nuestros deberes.

Nuestra Señora de las Nieves, rogad por nosotros.

Nuestra Señora de las Nieves| Fuentes
https://traditioninaction.org/SOD/j247sd_OLSnow_08_05.html

Nuestra Señora de las Nieves: Traducido y adaptado por Proyecto Emaús