Un grupo de Católicos reza y canta frente a la Catedral de Notre Dame en llamas

Grupos de católicos se han reunido en las inmediaciones de la Catedral de Notre Dame en París, para rezar el Santo Rosario y entonar cánticos católicos, mientras contemplan arder en llamas, un verdadero símbolo del Cristianismo Europeo y patrimonio declarado de la humanidad.

La catedral cuya edificación comenzó el año 1163 ha perdido en el incendio del 15 de abril, la aguja central que ha colapsado sobre la cubierta, que también fue consumida por el fuego. Sin embargo, los bomberos parecen confirmar que la estructura de la catedral quedará a salvo.

“Se necesitará años de trabajo. Esto va a ser una gran pérdida, una gran herida. (…) La caída de la aguja ha generado una conmoción simbólica considerable porque ella representa un dedo tendido hacia Dios, un pararrayos que hace venir la gracia de Dios hacia nosotros”, dijo el arzobispo de Reims.