31 de diciembre: San Silvestre I


San Silvestre

 

San Silvestre I es el primer Papa en ejercer su función en completa libertad y paz, sin las terribles persecuciones que solo años antes agobiaban a la Iglesia de Cristo.

Aunque se desconoce la fecha de su nacimiento; se sabe que murió el 31 de diciembre de 335. Según el “Liber Pontificalis” (ed. Duchesne, I, 170) él fue hijo de un romano llamado Rufino; el legendario “Vita beati Sylvestri” llama a su madre Justa. Después de la muerte del Papa San Melquíades, Silvestre fue consagrado Obispo de Roma y ocupó esta posición por veintiún años.

Este Pontífice se hizo famoso porque le correspondió gobernar a la Iglesia Católica en la época en la que se acabaron las persecuciones y el emperador Constantino decretó plena libertad para practicar en todas partes la religión de Jesucristo. La posición pública de la Iglesia mejoró tan grandemente, un cambio que ciertamente debe haber sido muy notable en Roma; es lamentable que haya tan poca información autorizada sobre el pontificado de Silvestre.

A San Silvestre le regaló Constantino el palacio de Letrán en Roma, y desde entonces estuvo allí la residencia de los Pontífices. También tuvo este Pontífice la suerte de poder construir (con ayuda del gobierno y de los fieles) la antigua Basílica de San Pedro en el Vaticano, y la primera Basílica de Letrán.

Durante su Pontificado se reunió el Concilio de Nicea (año 325), en el cual los obispos de todo el mundo declararon que quien no crea que Jesucristo es Dios, no puede pertenecer a nuestra santa religión, y compusieron el Credo que rezamos los católicos.

A San Silvestre le correspondió el honor de bautizar a Constantino, el primer emperador que se hizo cristiano (todos los anteriores habían sido paganos). La leyenda del bautismo parece estar tomada de una vida romanceada de San Silvestre, cuya fecha y patria se desconocen, pero que bien pudieran ser de la segunda mitad del siglo V. Duchesne la hace venir de Oriente, por el camino que trajeron todas las que se referían a la invención de la Santa Cruz, a Santa Elena y al mismo Constantino. Para otros, sin embargo, toda la leyenda tiene un carácter netamente romano.

Falleció el 31 de Diciembre del año 335. Ese día su cuerpo fue enterrado en Roma, en el cementerio de Priscila.

Otros datos de interés sobre San Silvestre:

– Silvestre I  es el papa nº 33 de la Iglesia católica entre el 31 de enero de 314 y el 31 de diciembre de 335

– El papa Silvestre I fue el primero en ceñir la tiara, o triple corona pontificia.

– Algunos historiadores le atribuyen la institución oficial del domingo como Día del Señor, para recordar la Resurrección.

– También se le considera el inspirador de la Corona de Hierro, cuyo aro interior fue realizado con un clavo de la Vera Cruz.

– El antiguo palacio de Letrán y la basílica adjunta le fueron cedidas por Constantino y, desde entonces, se la considera la Catedral de Roma.

– Es conocido por ser el primer papa que no murió mártir, el 31 de diciembre de 335. Su cuerpo fue enterrado en la vía Salaria, en el cementerio de Priscila, a unos cuatro kilómetros de Roma, donde más tarde se levantó un iglesia a él consagrada.

– Su fiesta se celebra el último día del año.

Oración a San Silvestre I

Socorre, Señor, a tu pueblo que se acoge a la intercesión del papa san Silvestre primero, para que, pasando esta vida bajo tu pastoreo, pueda alcanzar en la gloria la vida que no acaba. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos.

Amén.

San Silvestre I Papa | Fuentes
https://ec.aciprensa.com/wiki/Papa_San_Silvestre_I

http://es.catholic.net/op/articulos/34532/cat/214/silvestre-i-santo.html

https://www.ewtn.com/spanish/Saints/Silvestre_papa.htm