3 títulos marianos que todo Católico debería conocer

Como católicos, veneramos a María como la más grande de las santas y podemos orar pidiendo su santa intercesión. Para quienes rezan el Santo Rosario a diario e incluyen las Letanías a la Virgen María, estos tres títulos seguramente no son novedad alguna. ¿Pero sabes cual es su origen? Aquí están los tres títulos de María que todo Católico debería conocer, y la historia que rodea cómo llegaron a ser asociados con Ella.

Theotokos

Theotokos es una palabra de origen Griego que significa literalmente “que lleva a Aquel que es Dios“. Su traducción latina común, Deipara, significa “Madre de Dios.” Este título es uno de los más antiguos, y llegó a ser de uso generalizado en el siglo III. Los Santos Agustín, Juan Crisóstomo, Gregorio el Teólogo y Atanasio, se refieren a María como Theotokos en sus escritos.

Este título fue motivo de gran debate sobre si María era madre de Cristo en Su Naturaleza Divina o Su Naturaleza Humana solamente. Nestorio de Constantinopla argumentó que María debería llamarse Christotokos, que significa “dadora de nacimiento de Cristo”, restringiéndola únicamente a madre de su naturaleza humana, lo que llevó al nestorianismo. Sin embargo, el Tercer Concilio Ecuménico celebrado en Éfeso en el 431 afirmó formalmente el uso de Theotokos.

“Los santos padres se han aventurado a llamar a la santa Virgen Theotokos, no como si la naturaleza de la Palabra o su divinidad recibieran el comienzo de su existencia de la Virgen Santa, sino porque de ella nació su cuerpo santo, racionalmente dotado de una alma, con la cual  la Palabra se unió según la hipóstasis[1], y se dice que fue engendrado según la carne “

Cirilo de Alejandría, segunda carta a Nestorio

Trono de la Sabiduría

Este es título devocional que se deriva de la traducción del latín sedes sapientiae, que significa Trono de la sabiduría. En muy diversas, esculturas y otras obras,  María está sentada sobre un trono con el Niño Santo en su regazo. Esta imagen apareció en Europa en el siglo XIII, y se basó en iconos bizantinos anteriores.

Jesús, después de nacer fue llevado en sus brazos durante sus primeros años y estuvo sentado sobre las rodillas de María. Siendo realmente también, por decirlo así, el Trono humano de Aquel que reina en el Cielo. Además por que la Sabiduría misma, hizo de su purísimo vientre, un trono que le acogió durante 9 meses.

Además de la sabiduría Divina inspirada por el Espíritu Santo, María durante su vida terrenal, compartió con Jesús 30 años. Allí, en la pequeña casita de Nazaret, durante las largas tardes y noches (no había ni televisión ni Internet!) que tenían lugar luego de los quehaceres diarios, la Sagrada Familia compartía en pleno. Jesús revelaría tanto a María como a San José, con lujo de detalles el plan del Creador (¿alguna vez te preguntaste la razón por la que María no fue a ver la tumba de Jesús el Domingo de resurrección?.) Por todo el conocimiento recibido de su hijo Jesucristo, Nuestro Señor, María es también llamada Sede de la Sabiduría.  En la actualidad celebramos esta fiesta el 8 de julio.

 

Reina del cielo

Este título se encuentra prominentemente en las Letanías de la Santísima Virgen María y en la Liturgia de las Horas, pero también en muchos otros escritos y textos. La base de este título se deriva de la Asunción de María, donde al final de su vida terrenal María fue llevada al cielo en cuerpo y alma, a la gloria celestial,  siendo coronada Reina y Señora de todo lo creado. Además, recordemos que Jesucristo Nuestro Señor es Rey de Reyes, y esto confiere a María nuestra Señora, el titulo de Reina.

En su encíclica de 1954, Ad caeli reginam, el papa Pío XII estableció las bases del Reinado de María y promulgó la Fiesta del Reinado de María. En esta encíclica escribió:

Como Cristo, el nuevo Adán debe ser llamado Rey no solo porque es Hijo de Dios, sino también porque es nuestro Redentor, por lo que, análogamente, la Santísima Virgen es reina no solo porque es Madre. de Dios, sino también porque, como la nueva Eva, se asoció con el nuevo Adán “.

En el Libro de Apocalipsis, también encontramos un origen bíblico del título, exactamente en Apocalipsis 12: 1

Una gran señal apareció en el cielo, una mujer vestida del sol, con la luna bajo sus pies, y en su cabeza una corona de doce estrellas. Estaba encinta y gimió de dolor mientras trabajaba para dar a luz.

Cabe recalcar que muchos expertos en esta materia aún debaten si aquel párrafo bíblico, hace referencia a la Santisima Virgen María o a la Iglesia.

 

 

[1]Hipóstasis: Explicado de manera sencilla, Hipóstasis es la unión entre diferentes elementos, de tal manera que han venido a ser lo mismo, parte de un todo y ya no es posible separarlos o diferenciarlos. Por ejemplo, mezcla sal con azúcar, o talco con maizena y luego intenta separarles.

Fuentes

https://www.ucatholic.com/blog/3-titles-of-mary-that-everyone-should-know/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *